martes, 26 de abril de 2011

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (4)

(Traemos aquí hoy el artículo del profesor Leal Jiménez que publica el «Diario de Cádiz», en su habitual sesión de los martes: «Encuentros en la Academia»)


La misión de la Academia

EL 8 de diciembre de 1900 un grupo de amigos acogen una idea del ilustre portuense, Federico Rubio y Gali y constituyen la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia en la ciudad de El Puerto de Santa María. En la actualidad es uno de los símbolos más singulares de la ciudad. Su misión es la razón de ser de la Academia, aquello que justifica su existencia y que la hace diferente de las demás.

Según sus estatutos se define como: "Fomentar todas aquellas actividades culturales que se consideren beneficiosas para el estudio y difusión de las Ciencias, Letras y Artes. Proponer, impulsar y realizar cuantas investigaciones y estudios ayuden a conseguir mayores conocimientos y, en general el progreso en el ámbito del saber humano..."


Se trata pues, de la formación de personas a través de la creación y difusión de la cultura, resultando un elemento principal en la vertebración de la ciudad de El Puerto de Santa María. Ello se hace a través de los valores o referentes principales que orientan el comportamiento de la Junta Directiva y el Cuerpo de Académicos y que son fundamentalmente, entre otros: compromiso social, conciencia medioambiental, cooperación al desarrollo, igualdad, honestidad, integración, participación, pensamiento crítico, tolerancia y transparencia.

La Academia, se enfrenta hoy día a retos como la modernización y consolidación activa del Cuerpo de Académicos, y lo resuelve mediante el nombramiento de diversas personalidades de los distintos campos del saber como, Artes y Humanidades, Ciencias de la Salud, Ciencias Sociales y Jurídicas, Ciencias Experimentales, Ingeniería y Arquitectura.

Teniendo en cuenta el pasado, se está preparando el futuro. Y se está haciendo dando respuestas al cómo se quiere que sea percibida por la sociedad portuense en particular, y por el resto de la Comunidad Andaluza en general. La puesta en práctica de distintas acciones de comunicación, tanto a nivel interno como externo, con la aplicación de herramientas de las nuevas tecnologías de la información y de la comunicación, resulta fundamental para la consecución del objetivo:

La Academia debe de ser una institución comprometida dispuesta a participar en los aspectos culturales y generadora a través de su cuerpo de académicos de iniciativas como primer referente cultural y que sea reconocida oficialmente por las instituciones académicas de nuestra comunidad andaluza y a nivel nacional.

La fluida relación con las distintas autoridades y agentes sociales de El Puerto, que han de sensibilizarse y comprometerse cada vez más con su Academia, ayudará a proyectar una imagen aún más positiva, adaptándose a las necesidades culturales de la sociedad portuense, que ha sido la norma a lo largo de su historia desde el año 1900.

Antonio Leal Jiménez
"Diario de Cádiz": Encuentros en la Academia 

1 comentario:

  1. Luis F. García Uribe26 de abril de 2011, 20:08

    Interesante artículo, yo no tenía ni idea de que la creación de la Academia de Bellas Artes partiese de una idea del ilustre portuense y célebre médico español Federico Rubio y Gali.

    ResponderEliminar