martes, 30 de agosto de 2011

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (22) Clausura del «X Ciclo Cultural»


Hoy martes dia 30 de agosto se clausura el X Ciclo Cultural "Los Martes de la Academia" que con tanto éxito de público hemos celebrado este verano. Para cerrar todos actos lo hacemos con un concierto de la coral de la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia "El Jardín de Schönberg" que, a buen seguro, será del agrado de todos.

En el "Diario de Cádiz" se publica un artículo de don Gonzalo Díaz Arbolí en el que hace un interesante e ilustrativo comentario sobre algunas de las piezas del programa que esta noche van a interpretar.



“El Jardín de Schönberg” clausura ‘Los martes de la Academia 2011’

La finalidad de este grupo vocal es la investigación e interpretación de música de distintas épocas así como de diversos estilos. Bajo la dirección de Enrique Iglesias, el Grupo entra en la Red de Teatros de Castilla la Mancha y Madrid que, durante dos años, interpretaron el Réquiem de Gabriel Farué, el Oratorio de Navidad de J. S. Bach y El Mesías de Haendel, acompañados por el Coro de Cámara Oretania y la Orquesta de Cámara Orfeo de Ciudad Real.

Con un breve comentario sobre algunas de las piezas del programa que esta noche van a interpretar, quiero transmitir y anticipar al espectador, el placer y la emoción que la música nos proporciona.

 Las nanas son piezas musicales adaptadas a las estructuras rítmicas y melódicas de la música folklórica de cada país. La sonoridad de la nana es de una cálida intensidad y tiernas alegrías: ‘Prayer of the children’ es un Requiem por los niños muertos en la guerra Serbio-Bosnia, y un lamento por los sufrimientos de los que sobrevivieron, ante la desolación de su país. ‘Summer time’ Aria de la ópera folk, Porgy y Bess, donde el autor, Gerswing, se inspiró en la música popular afro-americana

 ‘Veni sponsa Christi’: Íntimo y devoto motete, que transmite una sensación de calma y dulzura, a través de series armónicas sencillas que aportan una especial espiritualidad.

 Es en el periodo renacentista en España, cuando la música alcanzó uno de los momentos de máximo esplendor de su historia. En el canto gregoriano el texto tiene prioridad sobre la melodía, los cantores deben entender bien el texto y evitar cualquier impostación de voz que se intente para su lucimiento. Es una música escrita en escalas de sonidos muy particulares que sirven para despertar diversos sentimientos: recogimiento, serenidad, tristeza.
‘Tenebrae’: Es el quinto motete de los nueve responsos del Viernes Santo. Las voces se adelantan para dar intensidad al texto. El momento más estremecedor tanto por el texto como por la muerte de Jesús y especialmente por la música, es "Et inclinator capite. La obra termina en LA mayor con el último suspiro de Cristo. ‘Il bianco è dolce segno’: Es un madrigal de claro contenido erótico, lírico y melancólico. El estilo es refinado y exquisito. ‘Peccantem me quotidie’: La música de Cristóbal Morales influye en el oyente haciéndole sentir relajado, melancólico y reflexivo. Lo primero que se advierte es la facilidad con que se produce su música. Es uno de los motetes más expresivos que compuso, dando un especial dramatismo utilizando la homofonía como recurso expresivo en palabras como ‘Conturbat me’.

‘La fuente del olvido’, popular andaluza: Bedmar, compositor y director de orquesta, dedica esta bonita composición, en tiempo de cordobesas, para cuatro voces mixtas y aire de copla, a la popular fuente del Caño del Olivo. La tradición popular le atribuye poderes amorosos. 

 Estoy seguro que disfrutarán de este concierto.
Gonzalo Díaz Arbolí.
De la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia.

2 comentarios:

  1. Gracias a la Academia de Bellas Artes se ha podido salvar un verano culturalmente muy seco. Cultura del ayuntamiento ha hecho más bien poquito, será la crisis, a la que se le echa la culpa de todo.

    ResponderEliminar
  2. Además, de verdad.
    Muy escasa ha sido la oferta cultural municipal que ha habido este verano, sin embargo para otras cosas sí ha habido dinero. Lo de siempre, la cultura y los contribuyentes pagan los platos rotos de la crisis.

    ResponderEliminar