jueves, 22 de diciembre de 2011

Detenerse y mirar


Siempre hemos pensado que practicar el arte de la fotografía es detenerse a mirar e intentar ver el significado oculto de todas las cosas, y seguimos creyendo que de eso se trata. El tándem que forman el fotógrafo y su cámara recuerdan a un peculiar explorador que va a la búsqueda de su gran foto. Un explorador que vigila atento lo que le circunda para registrar los significados y realidades que las propias imágenes ocultan. También la fotografía tiene la facultad de exhibirnos el pasado, dotándolo de nuevos aspectos, trayendo biografías escondidas, y señalando rincones olvidados.

El doctor Jiménez Millán pone en juego sus excelentes habilidades como científico y artista (¿o artista y científico? ) para percibir realidades ocultas y contarlas, esas realidades las encuentra en todos aquellos lugares en donde hace reposar su mirada. En sus fotos juega de manera casi ingenua con el tiempo y el espacio, combinándolos, estrechando lazos entre ambos. Trabaja de modo intuitivo las ausencias, los instantes perdidos, y todo aquello que falta. Su estilo revela una forma muy personal de percepción del mundo que le rodea y asumiendo, casi sin querer, el papel de paralizador de instantes, para ofrecérnoslos.


Contemplar sus fotografías es saltar al vacío y desde él establecer sugerentes vínculos con la realidad.



(Actualmente algunas de sus obras están expuestas en el «Mercado de Arte» en la Sala de Exposiciones del Colegio de Arquitectos en Cádiz, Plaza de Mina, 16. Esta muestra finalizará el día 5 del próximo mes de enero.)

1 comentario:

  1. Artista, Cientifico, Excelente trabajo, excelente persona.- Mariam

    ResponderEliminar