martes, 8 de mayo de 2012

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (62)

La historia y la crisis actual

Creo que todos recordaremos el primer día de clase de Historia cuando se nos decía aquello de que el sentido de esta materia y las razones por la que había que estudiarla era que todo lo que sucede hoy es consecuencia del pasado y, por ello, el conocimiento de ese pasado resulta imprescindible para corregir y edificar el presente y futuro.
La pregunta que me hago es si la actual crisis económica y social tiene antecedentes en la Historia.
Dándole  vueltas a este asunto  he recordado,- en mis tiempos de estudiante de Economía, - concretamente en la clase de Historia del Pensamiento Económico-, lo relativo a la llamada Escuela de Salamanca del siglo XVI.
Dicha Escuela encontraba diversas razones que justificaban el cobro de un interés por los préstamos. Hasta ese momento la Iglesia –que era un poder real-, veía con malos ojos el interés aplicado a los préstamos. Estas razones eran: a) a la persona que recibía un préstamo obtenía beneficios a costa del dinero recibido b) El interés se podía considerar como una prima de riesgo del prestatario c) el coste de oportunidad ya que el prestatario perdía la posibilidad de utilizar el dinero para otra cosa y d) considerar el dinero como una mercancía mas con lo cual se pude percibir un beneficio: el interés.
Es conveniente indicar que hasta mediados del siglo XV - sobre todo con el descubrimiento de America-, las personas utilizaban depósitos seguros para preservar su dinero/riquezas y, por ello tenían que pagar por esta custodia.
¿Cómo los depositarios de estas riquezas empiezan a conceder intereses por los depósitos en lugar de cobrarlos? ¿Por qué comienzan a dar préstamos a terceros?

Los Reyes cada vez necesitaban mas dinero para pagar las guerras por las que conseguían poder económico. Por ello, el poder constituido autorizo  la llamada Reserva Fraccionaria. Es decir, del total depósito se autorizaba en un porcentaje  dar préstamos a terceros.

 Cuando el poder constituido necesitaba más dinero incrementaba  la Reserva fraccionaria. A medida que nos acercamos a nuestros días esta situación junto con otras prácticas financieras se han incrementado.  

Los gobernantes- elegidos democráticamente-, prometen el mayor bienestar a sus electores y para ello  utilizan la vía del préstamo en lugar de subir los impuestos

El gran problema llega cuando se entra en un Club donde uno no es dueño de sus propias decisiones: llámese la Unión Monetaria Europea y, entonces,  empiezan los desequilibrios entre los miembros del Club por lo que hay que poner coto: lo que ahora se llama “Estabilidad presupuestaria” y/o “techo de gasto”

Y la pregunta es: ¿quien es responsable de la crisis actual?  ¿Los bancos?  ¿Los gobernantes?  ¿El sistema?
Leopoldo Jiménez Ruiz
Académico de Santa Cecilia

2 comentarios:

  1. De culpables cada uno tiene su parte, y hay más.

    ResponderEliminar
  2. F. García Uribe8 de mayo de 2012, 17:45

    A lo mejor no se trata de culpables sino de oportunistas y sinvergüenzas: "Esta crisis no tiene grandes culpables, sino grandes aprovechados"

    ResponderEliminar