jueves, 6 de septiembre de 2012

«Desde 1850»: Louise Bourgeois

    Aquel día se hablaba de escultura, Lina había conseguido que Gustavo apartase un poco su pasión por la pintura y comentase algo sobre el arte en tres dimensiones. Elisa reía y decía que su marido estaba muy anticuado y que en escultura estaba todavía en Antonio Canova y que de ahí no había pasado, que el siglo XX en escultura aún no había llegado a él. Lina le insistía para que contase algo de Louise Bourgeois que le parecía una escultora muy relevante y digna de ser mencionada entre los grandes artistas contemporáneos. Elisa apuntó que, desde luego, se trataba de una escultora esencial del pasado siglo y que fue la primera mujer a la que se le dedicó una exposición retrospectiva en el MoMA de Nueva York, ciudad en la que pasó la mayor parte de su vida. Elisa la adscribió al "Neoexpresionismo" un movimiento que empezó a principios de los años 80 en Alemania y que se propagó con rapidez por toda Europa y Estados Unidos, añadió que ese movimiento aún está vigente y con muchos cultivadores.
    Gustavo se decidió a intervenir y señaló:
    ─Bueno, yo creo que la obra de Bourgeois era una mezcla de Surrealismo, Expresionismo, Abstractismo, Posminimalismo...
    Lina le interrumpió exclamando:
    ─¡Cuánto nombre! ¡Qué manía de tanto "ismo"!
    Elisa comenzó a reír de buena gana y comentó:
    ─Para nosotros los "ismos" son como para los químicos el "Sistema Periódico de los Elementos" es una especie de carta de navegación que nos permite referenciar estilos, épocas, artistas, obras; nos facilita la tarea de comparar. La gran dificultad estriba en la definición precisa de los "ismos", eso es lo que impide una navegación cómoda. ─y continuó diciendo─: El neoexpresionismo se caracteriza por su acción provocativa, por sus temas descarnados, a veces crueles, la manera de ser tratados, y la utilización de imágenes fácilmente reconocibles como el cuerpo humano, dibujadas frecuentemente de manera bastante tosca.

    ─El estilo es el elemento más complicado del arte y también el más revelador ─dijo Gustavo─ e incluso el más desconcertante desde el punto de vista psicológico. La escultura tiene un campo tridimensional y combina la vista y el tacto, quizás esto hace que los conflictos internos del artista se vean más magnificados en la escultura que en las obras pictóricas.
    Con su habitual delicadeza Elisa condujo la conversación hacia otros derroteros:
   ─Es curioso observar que a Louise Bourgeois le llegó el éxito bastante tarde, ella nació en 1911 y hasta 1960 era muy poco conocida, únicamente en círculos artísticos reducidos aunque era amiga de grandes artistas del siglo XX que la respetaban y admiraban su obra. A partir de los años setenta empezó a ser cotizada en el mercado del arte y también reconocida por la crítica, fue en la década de los 90 cuando alcanzó su gran proyección y éxito.
    ─Pero ella no era americana, ¿no? ─preguntó Lina.
    Elisa prosiguió diciendo:
   ─Cierto, no era americana, nació en París, era hija de un restaurador de tapices, ella ayudaba en el negocio de sus padres y hacía estudios de arte, pero su vida fue muy desagradable: enfermedades, dificultades económicas, las infidelidades de su padre, todo ello le marcó y años después se reflejaría en su estilo. En 1938 emigró a Estados Unidos. Creo que sus estudios de arte los realizó en la "École du Louvre" y en la "École des Beaux Arts" de París. Merece la pena destacar que trabajó como ayudante y colaboradora en el taller del pintor cubista francés Fernand Léger.
    ─Me asombran y me producen desazón esas arañas gigantes que realizaba como instalaciones ─dijo Lina.

    ─Esas instalaciones de arañas ─dijo Gustavo─ las comenzó a montar en 1994, es un tipo de obra tardía, dejó de hacerlas en el 1997. Son peculiares obras arquitectónicas que simbolizan recuerdos de su madre o como una representación compleja de la maternidad. La araña es un criatura depredadora y despiadada pero a la vez protectora y productiva. En la obra de Bourgeois la araña presenta dos aspectos contradictorios en cierta manera, uno amenazador y otro vulnerable. Desde luego casi todos sus trabajos se prestan a diversas interpretaciones psicoanalíticas.
    Coincidí con Lina, esta escultora me provocaba desasosiego, zozobra. Vivió y trabajó en la ciudad de Nueva York en donde falleció a la edad de 98 años en 2010.
Ignacio Pérez Blanquer
Académico de Santa Cecilia

Vídeo de YouTube sobre la obra de Louise Bourgeois:

9 comentarios:

  1. Echaba de menos estos artículos, mucho. Y aunque el post me ha encantado por muchos y diversos motivos, por descubrir una nueva artista (aunque parece que ya la conocía por esa "asquerosa" araña, por conocer otro término artístico ("-ismo") y por volver a las charla con estos amigos imaginarios, la obra de Louise Bourgeois no me gusta especialmente.Es triste, agobiante, perturbadora.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta conocer de forma tan sencilla a figuras del arte, y sin hacer esfuerzos de memoria lo recuerdo casi todo. Gracias.

    ResponderEliminar
  3. ‎"Mi infancia nunca perdió su magia, nunca ha perdido su misterio y nunca ha perdido su drama". (Louise Bourgeois)

    ResponderEliminar
  4. Por lo visto se crió al lado de un río adonde iban a parar los "cachos rotos" de los bichos de un matadero. Algo le influiría, ¿no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, sé que cuando tenía ocho años, sus padres compraron un terreno a orillas del Biévre, un afluente del río Sena. Por lo visto este río es de aguas ricas en taninos. Y el término "tanino" se utilizaba entonces para denominar unos compuestos químicos que servían para convertir a las pieles crudas de animales en cuero. Desde luego no es de extrañar que esto también pudiese generar traumas infantiles.

      Eliminar
  5. Nunca me gustó este destripador, personalmente no encuentro la belleza buscada en el arte.

    ResponderEliminar
  6. Buen inicio de temporada. Me ha gustado tanto que voy a buscar una biografía más amplia de la protagonista de esta semana.

    ResponderEliminar
  7. Ni idea de esta señora artista pero es muy interesante. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Gracias Ignacio, dignas de leer tus amplias explicaciones.
    Ahora el leerte recuerdo algunos antiguos comentarios sobre las obras de las arañas que en su momento fueron muy criticadas.
    Amigo, sigue asi nos gusta seguir ampliando nuestros conocimientos contigo.

    ResponderEliminar