jueves, 30 de mayo de 2013

Opinión

Hay que agudizar el ingenio
Se supone, que el blog de la Academia de BB.AA. Santa Cecilia, es lugar para contribuir, en la medida de lo posible, a difundir las artes en sus distintas variantes a través de la erudición de sus ilustres académicos con sus aportaciones. Sabemos que las circunstancias actuales, hacen que el lector sea más proclive a identificarse con una protesta, que a deleitarse con un buen artículo, el aria de una ópera popular, la contemplación de un cuadro de Velázquez o la sensibilidad de una hermosa poesía. Aunque no es su objetivo, el seguimiento que este blog está suscitando, al introducir, de vez en cuando, algún artículo que dé pie a la participación, hace que las visitas, crezcan en progresión geométrica. Vídeos denuncia, artículos apuntando los deméritos, sugerencia de autores que focalizan las penurias y son capaces de aportar soluciones. ¿No es esta, razón suficiente, para justificar las aportaciones de los que se alejan algo del móvil primigenio de una Academia de Bellas Artes?            


 En este caso, el fin justifica los medios, y por tanto, voy a aprovechar este resquicio, para dejar mi protesta constructiva, y recordar las palabras del alcalde, cuando dijo que uno de sus compromisos con la cultura, era dar prioridad para resolver la situación de la Academia de Santa Cecilia.

               El fin es fomentar la cultura; servir de plataforma para los que la buscan y para los que la desconocen. Los medios… creo que todos son válidos. Por ello, hoy, mi inquietud se centra en descubrir posibles caminos, que lleven a potenciar la cultura, proponiendo el aprovechamiento de nuestro acervo.              

               Disponemos de una ¿Fundación? Alberti, que para la inmensa mayoría ha desaparecido como tal, y goza de unas inmensas instalaciones infrautilizadas, al decir de las escasas visitas que recibe, las cuales se quejan de abonar una entrada a cambio de muy poco. Disponemos de un pseudo-museo en el Hospitalito, donde queda ancho tanto envoltorio para tan escaso contenido, una sede de la Academia de BB.AA. que es la vergüenza para los que, de forma altruista, mantienen viva, a pesar de la degradación de sus instalaciones, y las precarias condiciones en las que tienen que trabajar. ¿No sería más razonable utilizar la sede de la ex-Fundación, por su ubicación y amplitud, como el Centro Cultural de El Puerto?  Allí podrían convivir perfectamente el legado de Alberti y el de Muñoz Seca; lucirían al lado de un museo arqueológico, que aglutinase los contenidos desperdigados…, y lugar de conferencias… y la sede de la Academia volvería a recuperar sus espacios incautados; en definitiva, le darían vida a unas instalaciones deficitarias, sin atractivo para visitantes ni residentes, en el más ignominioso de los olvidos. Señores, tenemos los mimbres y los cestos terminados. Solo hace falta la decisión política de ponerse manos a la obra.

Alberto Boutellier Caparros
Socio colaborador de la Academia de Santa Cecilia


5 comentarios:

  1. Fernando Espejo G.30 de mayo de 2013, 9:28

    Buen artículo y buena propuesta, hay que optimizar y distribuir mejor los recursos, ojalá se entere la autoridad competente y estudie esta cuestión, o en otro caso dé las explicaciones que sean pertinentes para que nos enteremos todos de por qué no se hacen cosas que pueden parecer evidentes.

    ResponderEliminar
  2. Parece un acierto esta sección de 'OPINIÓN'. Creo que la Academia de bbaa está dando unos buenos pasos modernizándose e intentado adaptarse a nuevos tiempos, en mi opinión deben seguir en esa ruta. De acuerdo con el escrito de Boutellier y con sus sugerencias de soluciones, es una verdadera crítica constructiva, ahora falta que escuchen los que tienen que decidir y hacer.

    ResponderEliminar
  3. Magnífico post ya que plantea, al menos, dos temas muy interesantes. Por un lado, qué tiene éxito en Internet, y por otro, qué finalidad puede tener este blog en particular.
    Una de las características que fundamenta al ciudadano actual es que es un un ser esencialmente visual, nota que se ve ampliada o incrementada por el uso extendido y prolongado de ciertos artilugios tecnológicos, como la TV , que esencialmente no implican gran esfuerzo cerebral, se conforman con sujetos pasivos. Sí añadimos que la lectura no goza de gran estima, y menos practica, por buena parte de de la sociedad, no es de extrañar que los internautas prefieran contemplar,ver o escuchar antes que leer. Es más, creo que si al 4 ó 5 párrafo no se enganchan con el tema, abandonan inmediatamente la lectura.
    En relación al blog de la Academia, creo que es necesario utilizarlo como plataforma para impulsar El Puerto, a veces a través de la publicación de artículos de investigación, aportes artísticos o enlaces a otras a páginas culturales... y en otras ocasiones para denunciar la desidia y abandono que sufre la ciudad a manos de sus representantes políticos e incluso sus propios habitantes.

    ResponderEliminar
  4. Hay que buscar la manera de que el alcalde y los acompañantes se enteren de algo de lo qué pasa en el Puerto, parece que no se enteran. Habrá que mandar cartas al Polvorista, machacar en su dirección de FB, o en la web del ayuntamiento, pero el Puerto tiene que salir de la situación de miseria ya, pero ya.

    ResponderEliminar
  5. Perdón, el articulo de Alberto B. muy bueno.

    ResponderEliminar