lunes, 9 de junio de 2014

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (170)

EL DR. AVELINO CORMA Y LA ACADEMIA DE SANTA CECILIA


Hace sólo unos días se ha concedido el “Premio Príncipe de Asturias a la Innovación Científica y Técnica”, en su convocatoria de 2014, a tres científicos de reconocido prestigio mundial, que trabajan en temas similares, Avelino Corma, Mark E. Davis y Galen D. Stcky por sus “extraordinarias contribuciones al desarrollo de materiales microporosos y macroporosos y sus aplicaciones prácticas”.

De los tres científicos citados hay que centrar la atención en el español  Avelino Corma por una razón fundamental; hace unos años, concretamente el 10 de septiembre de 2008, dentro de un ciclo organizado por la Academia de Santa Cecilia titulado “Desarrollo sostenible y cambio climático” dictó una conferencia sobre “Nuevas tecnologías químicas para la generación de energías limpias que contribuyan al desarrollo sostenible”.

El Dr. Corma nació en Castellón en 1951, estudió Química y se doctoró por la Universidad Complutense en 1976. Su labor profesional se ha centrado, de siempre, en el desarrollo y diseño molecular de catalizadores y sus aplicaciones industriales en campos como la depuración de aguas, refino de petróleo y producción de medicamentos. Resulta curioso resaltar que, precisamente, Mark E. Davis, debido a una enfermedad de su esposa, centró su atención en un método de liberación de fármacos una vez ingeridos estos.

El Dr. Corma fue fundador y Director desde 1990 a 2010 del Instituto de Tecnología Química de la Universidad Politécnica de Valencia, centro mixto con el Consejo Superior de Investigación Científica, llegando a dirigir un equipo cercano a los ciento cincuenta investigadores. Es autor de más de novecientos artículos científicos y participaciones en congresos y de ciento veinte patentes, todas ellas en aplicación. Estos logros le han propiciado, a nivel internacional, ser miembro de la Royal Society del Reino Unido y de la National Academy of Engineering de Estados Unidos.

A pesar de la mala fama que, en ocasiones, se la atribuye a la química, en palabras suyas “la química hace que el mundo funcione” y su trabajo como químico lo califica como “una profesión apasionante”. Es más, la investigación química se hace cada vez más necesaria y él, en algún momento, ha pedido que “la ciencia española tenga una planificación a largo plazo y no funcione por impulsos”.

Recientemente, en 2012, se le otorgó al Dr. Corma el “Premio Martínez Moreno de Invención e Investigación Química Aplicada” concedido por la Universidad de Sevilla y patrocinado por la Fundación García Cabrerizo, de cuyo jurado formaron parte, precisamente, dos miembros de la Academia de Santa Cecilia.
Desearía finalizar estas líneas afirmando que el Dr. Avelino Corma, por su trayectoria científica, es un firme candidato al Premio Nobel. Sin lugar a dudas pienso que es el español mejor colocado.
Vicente Flores Luque
Académico de Santa Cecilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario