sábado, 11 de octubre de 2014

CINE

“Luces, cámara, acción”

Les decía en mi anterior colaboración, al hablarles de la importancia del maquillaje, la peluquería, el vestuario y la caracterización en el cine, que nada de esto serviría de nada si no estuviera potenciado por el elemento mas importante del cine, la luz.  No es una exageración mía, es la realidad. 

Desde la propia creación del invento, cuando solo era una atracción de feria, una curiosidad científica, la luz era el elemento que hacía posible ver las imágenes grabadas en el celuloide. Lo mismo había ocurrido con la fotografía, la luz hacía el milagro de poder dejar impresas unas imágenes en un determinado soporte.   Después vivieron los numerosos inventos precursores del cine que eran prácticamente  cine pero que tenían la servidumbre de tener que ser vistos de forma individual. Fueron los hermanos Loumier los que consiguieron que las imágenes grabadas pudieran ser vistas de forma colectiva por un grupo de espectadores situados frente a una pantalla.


Según sean las características de la iluminación empleada, las sensaciones experimentadas por el espectador serán distintas y marcará la direccionalidad de la mirada de los espectadores. A este respecto hay una anécdota famosa. Es un casting había numerosas aspirantes a un papel que iban a ser sometidas a unas pruebas de actuación pero antes una cámara las fotografió en conjunto y las imágenes obtenidas fueron mostradas a los encargados de hacer la selección. Después les preguntaron a cada uno de ellos si se habían fijado en alguna en concreto. Todos respondieron que se habían fijado en una de las aspirantes, todos en la misma y no era ni la más bella ni la más atractiva sino la que poseía una piel capaz de captar la luz de una forma especial. Es lo que se dice de los actores “que gustan a la cámara”. Es una predisposición especial para ser fotografiados, un don.

En la historia del cine ha habido verdaderos genios de la fotografía, desde Charles Rusher que gano el primer Oscar a la mejor fotografía por “Amanecer”, de Murnau  en 1929 hasta Néstor Almendros que lo gana en 1976 por “Días del cielo” de Terrence Malik, pasando por hombres como Sven Nikvist que fotografió muchas de las películas de Bergman o Gunnar Fischer que hizo que una de las principales causas del éxito de “El Séptimo sello” del mismo Bergan fuese precisamente su fotografía o Gregg Tolan que consiguió lo mismo en “Ciudadano Kane” de Orson Welles.


Y como no recordar a directores de fotografía orientales como el Kazuo Miyagawa que fotografió “Rashomon” de Kurosawa” y otras películas de Mizoguchi o al indio Subrata Mitra director de fotografía de la trilogía de “Apu” de Satyajit Ray o mas cercano a nosotros, Vadin Yusov, fotógrafo de casi todas las películas de Tarkovsky.

En la historia del cine hay nombres míticos en esta disciplina como Robert Burks que trabajo con Hitchcock en películas como “Vértigo”, “La ventana indiscreta” o “Con la muerte en los talones”, Gordon Willis responsable de la fotografía de “El Padrino” de Francis Ford Coppola o “Manhattan” de Woody Allen, John Alcott, que trabajó para Stanley Kubrick en “2001: Una Odisea del espacio”, “La naranja mecánica” o “El resplandor”.  También cabe recordar a Vittorio Storaro, fotógrafo de “Apocalipse Now” de Francis Ford Coppola y, por supuesto, el mítico Jack Cardiff, director de fotografía de “La Reina de Africa”, “Guerra y Paz”, “Las Zapatillas rojas” o “La Condesa Descalza” de Joseph L. Mankiewicz donde nos ofreció a una Ava Gardner como nunca nos la había ofrecido nadie. Y no podemos olvidar al mejicano Gabriel Figueroa que trabajó con grandes como Elia Kazan (“Viva Zapata) y fotografió muchas de las películas de Buñuel (“Nazarín”, “Los Olvidados”, “El”) y al mítico Néstor Almendros, artesano de la luz que fotografió muchas de las películas de Truffaut y Rohmer y que, como les decía antes, obtuvo el Oscar a la mejor fotografía por “Días de Cielo” de Terrence Malick.

Jesús Almendros Fernández
Socio colaborador de la Academia

2 comentarios:

  1. Francisco Perez Selma13 de octubre de 2014, 6:16

    Magnifico articulo Jesús. Las luces y las sombras han marcado hitos en el séptimo arte.

    ResponderEliminar
  2. ¡Cómo se aprende de cine con Jesús! Gracias amigo.

    ResponderEliminar