martes, 28 de octubre de 2014

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (190)

PARTICULARIDADES EN LA OFERTA DEL VINO DE JEREZ


Dedique muchos años de mi vida a la defensa, promoción y comercialización de los Vinos de jerez por el mundo y ello me condujo a saber que el vino de jerez, tiene muchas virtudes y no pocas particularidades, sobre todo por el lado de la oferta.

Una de estas particularidades: se dice con mucha razón  que los vinos de Jerez comienzan a elaborarse cuando los  vinos de mesa- de distintas  denominaciones-, terminan su proceso de elaboración y producción. Sin embargo, desde la óptica de la oferta esta particularidad se convierte en perversa o al menos difícil de explicar en cuanto que los precios en el mercado de esos  otros productos,  son mas elevados-en general-,  que los de los vinos de jerez. Este hecho condiciona mucho a las empresas productoras ubicadas en este entorno, pues o bien esos otros vinos obtienen  unos márgenes muy adecuados para las empresas elaboradoras o por contra el margen del vino de Jerez es muy exiguo lo que conlleva la falta de recursos para invertir en  la comercialización y promoción del propio producto y por ende de las marcas que lo conforman.

Hace ahora 20 años ya manifestaba esta situación en un artículo publicado en la revista El Campo patrocinada por el BBVA, que titulaba "Carencias históricas en la oferta internacional del Vino de Jerez". Compruebo, tras dos décadas,  que esta particularidad en concreto no solo no ha mejorado sino que el ratio  ha empeorado.

El precio es un condicionante en muchas ocasiones de la Imagen y esta a su vez condiciona la formación del precio. Es un bucle que tiene difícil solución. Por ello, entiendo que un mejor posicionamiento de los VORS - Very old rare soleras-hará o conllevara: en primer término a  incrementar la imagen de los vinos de Jerez y por otra sea un acicate para cubrir, mediante el precio, los costes inherentes a  esa añadida  elaboración que necesitan los vinos de Jerez para ser embotellados cuando los otros vinos de mesa ya han acabado su proceso de producción.
Con el desahogo que concede el  desconocimiento técnico he pensado transmitir este pensamiento sobre el que podría valer  la pena meditar.

Como amante fervoroso del vino si esta reflexión logra el objetivo de trascender de la mera labor informativa -que ya por si mismo constituye un factor positivo trascendente-, habrá conseguido, al menos, que se hable - y no sé si medite-, de esto.


Finalizaré, como empezaba en mi aludido artículo,  con una referencia a la obra de Sebastián Brant (1.494) La nave de los locos y que dice así: " Se las dan de maestro sin haber aprendido nada del oficio que ejercen; al chapucear la obra, a menudo pierden el puesto, para trabajar mas barato; lo que uno no quiere ceder a buen precio, dos o tres competidores te lo ofrecen a un precio vil; pero en cuanto a la calidad, hay algo que criticar, pues el trabajo se ha hecho de prisa y corriendo, se ha hecho de cualquier manera para vender mas barato."
Leopoldo Jiménez Ruiz
Académico de Santa Cecilia

                                                                                              

No hay comentarios:

Publicar un comentario