miércoles, 14 de enero de 2015

CINE. “THE IMITATION GAME” (Descifrando Enigma)

THE IMITATION GAME” (Descifrando Enigma)


Se proyecta en las pantallas de nuestros cines una película de esas que llegan de forma inesperada, sin hacer ruido, pero que de entrada ya cuenta con un montón de nominaciones para los Globos de Oro y a buen seguro figurará también entre las nominadas a ganar el Oscar a las mejores películas del pasado año 2014. Me refiero, naturalmente, a la película británica del noruego  Morten Tyldum, ”The Imitation Game” que nos descubre a uno de esos hombres cuyo paso por la vida ha influido de forma notable sobre la de millones de seres humanos y cuyo recuerdo y reconocimiento ha permanecido oculto durante más de 50 años, en primer lugar porque todo lo que hizo fue clasificado por el gobierno británico como material de alto secreto militar y hasta hace apenas dos o tres años no fue desclasificado y hasta ese momento era ilegal hablar de él y de su trabajo, pero no solo por eso, sino  por el silencio que se quería guardar sobre el trabajo realizado por este matemático y criptógrafo, dado a conocer al gran público por Andrew Hodges en una apasionante biografía de la cual  Graham Moore sacó un magnífico guión, mostrándonos la vida de este británico que consiguió descifrar los códigos secretos nazis contenidos en la máquina Enigma, lo cual determinó el devenir de la II Guerra Mundial (1939-1945) en favor de los Aliados, pero que, lejos de ser admirado como un héroe por la sociedad a la que había ayudado, fue acusado y juzgado por su condición de homosexual en 1952 lo cual le llevó a una muerte prematura, similar a la de mas de 46.000 homosexuales muertos en Gran Bretaña en la primera mitad del Siglo XX a consecuencia de ser acusados de conducta indecente lo cual les llevó a morir a manos de reclusos en las cárceles o al suicidio.  
Una muestra más de la injusta actuación de la Sociedad ante las minorías, sean homosexuales, gitanos o negros. Y lo mismo podríamos decir, según de que países hablásemos, de niños, mujeres e incluso cristianos y en general de todo aquel que no sigue las normas o acata lo que la mayoría de su entorno decide que es lo correcto.  En 2013 la Reina Isabel II revocó la condena que en su día le fue infligida a este pionero de la Informática y le restituyó su honor, que no su vida, a título póstumo.

Los británicos son auténticos maestros en este tipo de cine y son capaces de llevarnos a esa época de los años cuarenta y cincuenta mostrándonos unos exteriores y realizando unos escenarios que hacen creíbles sus historias sobre todo cuando aparte de un buen director y buen guión cuentan con una fotografía como la realizada por Óscar Faura y una música como la de Alexandre Desplat y por supuesto, con un reparto difícil de superar como el constituido por Benedict Cumberbatch y  Keira Knightley.

Benedict Cumberbatch, después del gran éxito en la T.V. con la serie “Sherlock” y su participación en películas como “Star Treck: en la oscuridad” o en “El Hobbit”, ha realizado una interpretación magistral llena de matices que a buen seguro le colocarán a las puertas del Oscar. Presente en la práctica totalidad de los planos del film, nos transmite toda la inteligencia, el miedo, las dudas, la falta de empatía y la soledad del personaje.

El film está narrado de forma clásica, pero eficaz, usando los flash back de forma oportuna en un montaje sobrio desarrollando la totalidad del film en un par de interiores, no necesita más.
Jesús Almendros Fernández
Socio colaborador de la Academia

1 comentario:

  1. Quiero felicitar a Jesús Almendros, por el excelente análisis y síntesis que hace de esta película.
    Es verdaderamente extraordinaria y muy aconsejable ir a verla

    ResponderEliminar