viernes, 15 de mayo de 2015

CINE

“CITIZEN WELLES”

Acaba de celebrarse  el centenario de Orson Welles.  Si un 10 de Octubre de 1985 no se hubiera muerto, el pasado martes, día 6, hubiera cumplido 100 años.  A todos los amantes del Cine, a todos los amantes de la Cultura, nos hubiera encantado celebrarlo teniéndole entre nosotros, porque se trata de una figura irrepetible.

 Auténtico “enfant terrible” del cine, a los dos años ya hablaba, a los cinco había estudiado toda la obra de Shakespeare, a los once escribió un análisis de “Así hablaba Zaratustra”, a los 15 trabajaba como actor profesional –adulto- en Londres con la Compañia “Mercury Theatre”, interpretando personajes de Shakespeare y a los 23 realizó un montaje radiofónico de “La Guerra de los mundos”, de H.G. Wells que causó terror y la histeria colectiva en toda América lo cual le llevó a que la R.K.O. le contratase para realizar con total libertad una película, “Citizen Kane”, que suele ocupar el primer puesto de las listas de las diez mejores películas de la historia del cine.   Rodó esta primera película sin saber apenas nada de cine y le salió una obra maestra: "Mi gran aportación a “Ciudadano Kane” fue debida a la ignorancia; no sabía que hubiera cosas que no se podían hacer", dijo en cierta ocasión.  También solía decir que en cine puedes ser un incompetente y trabajar durante treinta años sin que nadie se de cuente de ello.

Tras “Ciudadano Kane”, vendrían obras como “Los magníficos Amberson”, “La dama de Shanghay” o “Mr. Arkadin” –rodada en España donde vivió una larga etapa de su vida. En la versión española de esta película, uno de los principales papeles femeninos está interpretado por Amparo Rivelles, sin embargo, somos tan poco chovinistas que siempre que se revisa esta película en T.V. la versión que se ofrece es aquella en la que el papel de Amparo Rivelles está interpretado por Katina Paxinou.  


“Campanadas a medianoche” consiguió terminarla gracias al entusiasmo del productor español Emiliano Piedra.

Aventurero y fabulador, enemigo de lo vulgar, egocéntrico y embaucador. El fracaso comercial de su primera película, que Hollywod nunca le perdonó a pesar de que la película se convirtiese en un mito,  y su negativa a plegarse a las normas de los Estudios, de la Industria, le enemistaron con Hollywood y dieron lugar a una carrera desigual llena de tropiezos sin embargo, mas que la forma en que le ningunearon en Hollywood, le disgustaba la forma en que el cine americano había tratado a figuras como Griffith, Van Sternberg, Von Stroheim o Buster Keaton.


Y sin embargo, a pesar de su muerte, Orson Welles, el Ciudadano Welles, sigue vivo porque su obra está inacabada y son insistentes los rumores de que es posible que en este año 2015 se estrenen dos de las películas que dirigió pero que no terminó de montar, una es producto de su gran amor a España, “Don Quijote”, que rodó en Méjico con Francisco Reiguera, actor español exiliado en Méjico en el papel de Don Quijote y su imprescindible Akim Tamirof en el de Sancho Panza.
La otra es “The other Side of the wind”, historia de un director de cine americano en Europa,  caído en desgracia y que decide regresar a su Hollywood. ¿Les suena la historia?

 Por Jesús Almendros Fernández
Socio Colaborador de la Academia

2 comentarios:

  1. Un magnífico artículo ─y completo─ para conmemorar el primer centenario del nacimiento de uno los más grandes genios del cine. Es un verdadero placer, y una enorme suerte, contar en el 'blog' de la Academia de Bellas Artes, con las aportaciones quincenales de Jesús Almendros que nos ilustran muchísimo sobre el séptimo arte.

    ResponderEliminar
  2. Suscribo todo lo que dice mi tocayo. Espléndido artículo y mejor lección.

    ResponderEliminar