martes, 15 de septiembre de 2015

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (234)

AMISTAD

LA AMISTAD constituye la realización más plena de la sociabilidad y la forma más satisfactoria de las relaciones humanas. Es el afecto desinteresado especialmente valioso, se trata de algo singular, en la vida de los seres humanos. “Nadie querría vivir sin amigos, aun estando en posesión de todos los otros bienes” (Aristóteles, Ética a Nicómaco VIII 1,1155a5-6). Muchas personas entran en nuestras vidas casi al conocernos y otras tardan bastante tiempo en hacerlo. Alguna de ellas encontradas posiblemente en una confluencia de calles, otras transitan a nuestro lado, y las menos sólo las vemos durante un corto espacio de tiempo, normalmente en vacaciones. Más fácil y con afecto los clasifica un estudioso contertulio: hay amigos íntimos, amigos, conocidos y...saludados

El concepto de amistad, ha adquirido una nueva importancia con el desarrollo de las nuevas tecnologías de la comunicación y de la información manifestado a través de las redes sociales digitales que han surgido en los últimos años. Sus diversas aplicaciones adquieren cada día mayor interés dentro de la sociedad contemporánea; entre ellas destacan el E-mail, Internet, WhatsApp…, lo que constituyen nuevos canales de comunicación y han dado un giro al modo en el que entablamos una amistad, mantenemos a nuestros amigos, comenzamos una relación o la rompemos. En un mundo dominado por las tecnologías desarrolladas para maximizar la eficiencia individual en deterioro del contacto interpersonal, aprendemos a utilizar los nuevos medios de comunicación para encontrar nuevas formas de amistad.

A veces suceden cosas que nos sorprenden: conocemos a alguien en un determinado lugar en curiosas circunstancias y lo convertimos en nuestro amigo. Sin saber por qué se produce una sucesión inevitable de acontecimientos, de la que no podemos escapar y que solemos identificarlo como el destino. El aceptar su existencia supone, que nada ocurre por azar, sino que todo tiene una causa ya predestinada, es decir, los acontecimientos no surgen de la nada. Una de las más satisfacciones que tiene el ser humano, es la seguridad de contar con grandes amigos. Un amigo lo es por lo que es, y no por quién es y con él se mantiene una amistad cimentada en el tiempo.

Valores fundamentales en una amistad son la lealtad, la coherencia, la generosidad, la solidaridad, el agradecimiento, la comunicación, la sinceridad y el compromiso. Una amistad interesada no sería verdadera amistad ni debería, por tanto, ser considerada como tal. Los fingidos amigos que solo lo son por interés y saben que de la amistad que se le proporcione obtendrán algún tipo de beneficio a los que no le interesas tú, sino aquello de ti de lo que pueda sacar provecho y están presto a abandonarte en cualquier situación. Se trata de amistades basadas en la utilidad y nada tiene que ver con la amistad basada en el bien. Con el tiempo se aprende a diferenciar y solo deberíamos querer estar con los que consideramos amigos de verdad. Tenemos que priorizar el contacto con las personas que nos hacen sentir más vivos, más capaces y más motivadas. En definitiva, aquellas que transmiten energía positiva y promueven y ayudan a ser mejor.
Antonio Leal Giménez
Académico de Santa Cecilia

4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. No podría añadir ni una coma más. Sí, señor Leal, eso es la amistad en todas sus facetas..

    ResponderEliminar
  3. Magnífico artículo. Debería escribir más el Sr. Académico

    ResponderEliminar
  4. Gracias por su art´´iculo. Sabias reflexiones que, sin duda, ayudarán a entender mejor el verdadero significado de amistad

    ResponderEliminar