sábado, 23 de enero de 2016

CINE

“LA GRAN RECESIÓN EN EL CINE, V”
LA GRAN APUESTA



Hace unos meses, en la primavera del 14 (¡Como pasa el tiempo¡), publiqué una serie de artículos en este mismo blog, sobre cómo había sido reflejada en el cine la gran recesión económica   que se desató en 2008 en Estados Unidos desde donde se extendió a casi todo el mundo  y que llega hasta nuestros días.

Les hablaba entonces de las numerosas películas que se habían ocupado del problema, sobre ese estado de depresión económica mundial, tan grande como el del 29, pero que había  sido sin embargo asumido de forma muy distinta a la de entonces, por la sociedad del momento.

Ahora, dando un salto en el tiempo y rememorando la célebre frase de Fray Luis de León “Como decíamos ayer….”, cuando volvió a su aula tras haber pasado cinco años en la cárcel condenado por la Inquisición, yo también voy a continuar con lo que entonces les decía, como si hubiera sido ayer.

Ya en 1987 Oliver Stone había realizado lo que puede ser considerada como una advertencia de lo que se avecinaba, Wall Street” y también lo hacía Chris Smith en el documental  “Collapse”, del año 2000.  Después, en 2009, Jason Reitman realiza “Up in the air”, con George Clooney y  el documentalista Moore estrenaba un documental sobre el problema Lehman Brothers, “Capitalismo, una historia de amor”.  En 2010 es  Alex Gibney el que realiza “El Cliente nº 9”  y en este mismo año,  John Wells nos ofrece “The Company men”. Al año siguiente, 20011, J.C. Chandor nos ofrecía “Margin Call”, una de las mejores películas sobre el tema, También en 2011 Curtis Hanson dirigía “Too Big to Fail”, y en 2012, Nicholas Jarecki realizaba “Arbitrage” (Fraude). Por su parte, Martin Scorsese en 2013 realiza “El lobo de Walt Street”, con Leonardo DiCaprio y en 2010 Michael Samuels realizaba en Gran Bretaña “El último día de Lemman Brothers”.


Ahora, que lo peor ha pasado y que parece que las aguas están volviendo poco a poco a su cauce, nos llega “La Gran Apuesta”, de Adam McKay  con Christian Bale, Ryan Gosling, Steve Carell y Brad Pitt, adaptación del libro “La gran apuesta” de Michael Lewis, que reflexiona sobre la quiebra del sector inmobiliario norteamericano que originó la crisis económica mundial en 2008.

  La película nos cuenta como poco antes del cataclismo financiero, un pequeño grupo de expertos ajenos al mundo de las altas finanzas, acertaron a ver las deficiencias que conducirían al sistema al desastre.  Lo advirtieron pero ni el gobierno, ni los medios de comunicación, ni los grandes bancos les escucharon por lo que optaron por aprovecharse en beneficio propio de la hecatombe que sabían que se iba a producir.

La película examina las causas del desplome económico y las artimañas de la ingeniería financiera y denuncia que la mayoría de los causantes de la quiebra salieron indemnes del trance.

Cinematográficamente el film es de una gran belleza belleza plástica, con una magnífica fotografía, limpia, luminosa y atractiva  y la realización de  McKay, tremendamente efectiva, aprovechándose de todas las técnicas audiovisuales y no despreciando ninguna, es decir, sin complejos. A veces nos parece estar viendo un videoclip, otras veces, una serie televisa e incluso, anuncios publicitarios.  Por otra parte, juega constantemente  con el foco, con el movimiento de la cámara a la que deja totalmente libre e incluye muchas imágenes de archivo que ilustran perfectamente los hechos que nos cuentan y la coyuntura social del momento.

En cuanto a  las interpretaciones, el reparto es espectacular aunque  destaca Christian Bale en el papel del excéntrico doctor en medicina Michael Burry, personaje real, Mark Baum al que interpreta Steve Carell se basa en Steve Eisman. Ellos dos llevan el mayor peso de la película. Ryan Gosling interpreta a Jared Vennett que es en realidad Greg Lippmann y Brad Pitt es Ben Rickert. que en realidad se llamaba Ben Hockett.
Jesús Almendros Fernández
Socio colaborador de la Academia

No hay comentarios:

Publicar un comentario