sábado, 15 de octubre de 2016

LA BATALLA ROSA

Por los grupos de WhatsApp corre la noticia como una polvorilla. Este domingo 16 de octubre, en Los Toruños, tendrá lugar si el tiempo lo permite, la III Carrera solidaria contra el cáncer de mama, la Batalla Rosa destinada a concienciar a la población y apoyar la lucha de tantas personas enfrentadas a esta enfermedad. Esta invitada no deseada se cuela por nuestras vidas sin pedirnos permiso y pretende ir desbaratando los proyectos de cada afectada. Afortunadamente cada vez más, a lo más que llega es a retrasarlos un poco.
Como cualquier enfermedad, nos recuerda la vulnerabilidad del ser humano y al mismo tiempo su coraje y su espíritu de lucha. La mejor forma de combatirla es apoyando su investigación y con el diagnóstico precoz. Las campañas organizadas por la Seguridad Social ayudan mucho pero es necesario adquirir hábitos saludables que eviten su aparición. No caben treguas. No vale: mañana me apunto a una vida sana o empiezo a caminar cada día. Dicen los expertos que es importante vigilar la alimentación, eliminar de las dietas los alimentos que ya en sus envoltorios nos avisan del peligro de sus colorantes, espesantes, conservantes…y tantos "antes" más.
¿Qué factura pasarán las semillas transgénicas o las carnes engordadas con productos que hacen navegar a los filetes en las sartenes? Habrá que reclamar a los responsables, controlarlos y saber elegir aquellos alimentos que nos convienen frecuentando las verduras y hortalizas frescas tratadas con fertilizantes adecuados.
Otra cuestión será las cantidades ingeridas, o el tipo de dieta. Hay familias que habitualmente renunciaron a las legumbres sustituyéndolas por grasientas hamburguesas. El peso excesivo otro factor en contra.
Tenemos que implicarnos seriamente con los que pretenden erradicarla. Todo dinero será poco para su investigación.
Esta carrera, o paseo entre los bellísimos esteros portuenses será otro paso adelante. Una toma de conciencia donde muchas mujeres y cada vez más hombres recordaremos que la Batalla Rosa la ganaremos si no nos dormirnos entre laureles.
Desde aquí doy las gracias a sus organizadores y voluntarios. Y sobre todo, a cada dama afectada por su valor, constancia y ejemplo. Ellas nos recuerdan algo que a menudo olvidamos: que la vida merece la pena.
María González Forte
Colaboradora de la Academia

Publicado también en el "Diario de Cádiz": La batalla rosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario