martes, 20 de junio de 2017

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (311)

A lo largo del año, de Octubre a Junio, rara es la semana en que no leemos algo sobre las actividades llevadas a cabo por esta Asociación, que ofrece eventos, actos culturales o actividades y talleres de todo tipo, semana tras semana.
Fue hace ya cinco años, cuando la incansable e infatigable  Tina Fuertes, profesora de Historia del Arte, apartada de sus labores educativas desde hace diez años por una terrible enfermedad contra la que lucha cada día con todas sus fuerzas, soñó este proyecto que solo podría soñar una mente como la suya, convencida de que la gente colaboraría con ella en la tarea de ofrecer a los demás aquello que habían acumulado a lo largo de sus vidas. La experiencia, el conocimiento, las habilidades... y no se equivocó.

De manera totalmente altruista, multitud de personas se ofrecieron para participar de forma desinteresada, viendo en este proyecto la forma de devolver a la sociedad algo de lo que ellos habían recibido de ella.  Hay muchas más personas de las que se piensa, llenas de generosidad y de deseos de ser útiles a los demás, sin recibir nada a cambio, solo por la satisfacción de ayudar.


Los estatutos de la Asociación son muy escuetos, no hacen falta muchas especificaciones porque la Tribuna que pone a disposición de los colaboradores, está abierta a todas las materias, a todas las formas de pensar, sin ningún tipo de traba ni imposición. 

Solamente puso Tina dos condiciones a todos cuantos quisieran colaborar, no hablar de religión ni de política. Cada uno es libre de tener unas ideas religiosas o políticas y todas son aceptadas y respetadas, pero no deben de ser utilizadas en nombre de “Compartiendo Saberes”.



Hay dos grandes grupos de actividades en la Asociación, los actos culturales y los talleres.  En estos últimos en los que se trata de enseñar a los asistentes a realizar algún tipo de trabajo, ya sea artesanal o artístico, se han dado clases de “castañuelas, “sevillanas”, “zumba”, creación literaria, labores, acuarela, patchwork, etc.

Quizás el taller más importante impartido sea el de la fotografía con tantos asistentes, que se ha creado una sección dentro de la Asociación, llamada “Compartiendo Trípode” y lo mismo podríamos decir del taller dedicado a canciones corales, principalmente “Sevillanas”, que ha adquirido una importancia tan grande que también ha merecido ocupar por si sólo otra sección a la que se ha llamado “Compartiendo Voces” y que dirige Carlos Cordón. 

En cuanto a los actos culturales son de una amplísima variedad, desde ciclos cinematográficos dedicados cada año a un tema distinto hasta conferencias sobre poesía, historia, informática, como hacer una página web o un 'blog', patrimonio local, gastronomía, decoración, comportamiento social, esperanto, educación, trato con los adolescentes, como hacer un testamento, etc. etc. etc.

Cada vez es mayor el número de personas que quieren sumarse a este proyecto y se ofrecen para realizar alguna actividad en la que creen poder ser útiles a la sociedad.

Este curso ha terminado pero en Octubre volveremos a oír de nuevo hablar de las actividades de esta incansable asociación.
Jesús Almendros Fernández
Socio colaborador de la Academia

No hay comentarios:

Publicar un comentario