martes, 25 de julio de 2017

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (316)



“Ese vago clamor que rasga el viento…” En el Bicentenario de Zorrilla.

José Zorrilla nació en Valladolid el 21 de febrero de 1817. Su padre,  un  absolutista ferviente, marcó con su intransigencia las relaciones con su hijo. Estudió en el Real Seminario de Nobles de Madrid regentado por los jesuitas, y allí comenzó a leer a Chateaubriand, a Walter Scott y a Fenimore Cooper,  y a escribir sus primeros versos.

El joven  marchó a Toledo para estudiar Leyes, según deseo de su padre. Pero allí se dedicó a la lectura de sus poetas favoritos y a llevar una vida descuidada que no agradaba a su familia. Tras pasar por varios centros de estudio, el joven se escapa y se instala en  Madrid, dispuesto a abrirse camino con sus versos. Ya en la capital, vivió una temporada de estrecheces.

Corrían los primeros meses de 1837, Zorrilla era todavía un desconocido cuando tras conocer la noticia del suicidio de Larra compuso y leyó unos versos en el cementerio.Al salir del camposanto Zorrilla era el poeta festejado por todos.

Su vida es un guion de película arquetipo de un romántico del XIX  (¡cuantos personajes de nuestra Historia son fabulosos y desconocidos!) Comienza a escribir con éxito, se casa con una viuda 17 años mayor que él, tiene una hija que muere con un año, su matrimonio fracasa y se exilia en Francia y después en México.

Entre 1839 y 1850 compone el grueso de su producción, entre ellas Don Juan Tenorio.

Vuelve a España tras enviudar, y es acogido con verdadero entusiasmo. Recibe honores y reconocimientos.  Se casa con una jovencita 30 años menor que él.

Tras una enfermedad de tres años murió en Madrid, la mañana del 21 de enero de 1893, y una muchedumbre acudió a su entierro.

Esta es, en síntesis, su vida. Pero para hablar de su obra tenemos la suerte de contar con otro  ilustre vallisoletano, dramaturgo también, y Académico de Santa Cecilia, José Luís Alonso de Santos.

Licenciado en Ciencias de la Información y Psicología, actor, director de la Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid,  Catedrático de Escritura Dramática, y director de la Compañía Nacional de Teatro Clásico. Más de  cincuenta obras, estrenadas con gran éxito de crítica y público, entre las que destacan: Bajarse al moro, La estanquera de Vallecas y Salvajes, ¡Viva el duque, nuestro dueño!,  y muchas más…

Ha sido galardonado, entre otros, con los premios: Premio Nacional de Teatro, Tirso de Molina, Mayte, Rojas Zorrilla, Aguilar, Ciudad de Valladolid, Medalla de Oro de Teatro de Valladolid, Muestra de Autores Contemporáneos de Alicante, Premio Max, y Premio Castilla y León de las Letras.

En 2014 es nombrado primer presidente de la Academia de las Artes Escénicas de España.
Un lujo para esta noche de martes poder escuchar a Alonso de Santos hablando de Zorrilla. Yo de ustedes no me lo perdería.
Carmen Cebrián
Académica de Santa Cecilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario