miércoles, 20 de abril de 2011

Anécdotas del mundo del arte (2)

"El David" es una escultura de mármol blanco de casi 5 metros de altura realizada por Miguel Ángel Buonarroti entre 1501 y 1504. La escultura representa al Rey David bíblico en el momento previo a enfrentarse con Goliat, y fue acogida como un símbolo de la República de Florencia frente a la hegemonía de sus derrocados dirigentes, los Médici, y la amenaza de los estados adyacentes, especialmente los Estados Pontificios.

Es una de las obras maestras del Renacimiento y una de las esculturas más famosas del mundo. Actualmente se encuentra expuesta en la Galería de la Academia de Florencia, aunque hasta 1910 estuvo ubicada en la Plaza de la Señoría de la capital toscana; desde entonces en su lugar se erige una copia de la obra a tamaño real realizada también en mármol.

Cuenta la leyenda que El David fue tallado de un bloque de mármol de Carrara que anteriormente fue desdeñado por otros escultores como Antonio Rossellino y Agostino di Duccio como inservible para esa tarea. Pero el genio del que estamos tratando no tuvo reparos en hacer su trabajo. Una vez terminada la escultura, el Papa Alejandro VI decidió inspeccionar la obra y le dijo al artista que en su " modesta" opinión el David tenía una nariz desproporcionada. Miguel Ángel -temido por su temperamento, que algunos llamarían mal genio- subió al andamio y de manera disimulada cogió polvo del mármol que había por todas partes y empezó a simular que tallaba soltando un poco de ese polvo. De está manera, los dos terminaron contentos, el Papa contento porque creía que su opinión había sido tenida en cuenta y Miguel Ángel porque la figura se quedó según como estaba.

1 comentario:

  1. Muy divertida y acorde con la personalidad de Miguel Angel

    ResponderEliminar