Entradas

Mostrando entradas de enero, 2024

Historia de la Academia de BB.AA. Santa Cecilia. Cuadros en depósito perteneciente al Museo Nacional de Prado.

Imagen
  En 1911, tras una serie de gestiones de Don Dionisio Pérez, la Academia recibió en depósito seis cuadros procedentes del Museo de Arte Moderno (actualmente  Museo del Prado ,). Eran obras ganadoras de segundos premios en certámenes nacionales. El Museo donó 300 pesetas para gastos de embalajes y 50 para asegurar las obras. Inspeccionadas anualmente por técnicos del Museo, siguen estando expuestas en la sede.  Contaba ya la Academia con un prestigio merecido, y, como cualquier entidad de estas características necesitaba fondos pues no bastaban con las aportaciones de los socios. Además de la ayuda del Ayuntamiento (que algunos años fallaba por falta de liquidez), recibía la Institución ayudas por parte de organismos oficiales, así en los Libros de Actas encontramos detallados las donaciones del Ministerio de Instrucción Pública y Bellas Artes, de Fomento, y hasta del Ministerio de Marina.  "Charros en la Catedral" Hacer clic sobre la imagen para ampliar    Óleo sobre lienzo

Clausura del 50 aniversario de la Real Escuela Andaluza del Arte Ecuestre y del 75 aniversario de la Real Academia San Dionisio de Ciencias, Artes y Letras de Jerez.

Imagen
Historia de la Academia Jerezana de San Dionisio, de Ciencias, Artes y Letras fue inaugurada el día 12 de octubre de 1948, teniendo por sede social el edificio de la antigua Pescadería Vieja, edificio neoclásico de 1799, cedido por el Ayuntamiento de Jerez, en sesión de la Permanente Municipal Tal como se destaca en el artículo 1.º de sus Estatutos, esta Corporación Académica supuso la continuidad de otras antiguas Academias existentes en Jerez, con una trayectoria ininterrumpida desde el siglo XVIII, con el Colegio de la Santa Cruz; el Estudio General del Convento de Santo Domingo el Real, que sería el embrión de una Universidad jerezana. Esta relación e intercomunicación cultural dará lugar a la creación de una Academia de Ciencias, Artes y Letras, continuadora de la ya reseñada inquietud jerezana, aprobada por parte del Subsecretario de la Gobernación de la época, con el informe favorable del Ministerio de Educación Nacional y de acuerdo con el Decreto de 25 de enero de 1941. Perten

Il dolce suono. Tres grandes voces de soprano.

Imagen
II dolce suono es un fragmento de la escena de la locura compuesta en 1835 en la ópera Lucia di Lammermoor de Gaetano Donizetti. Es la más famosa escena de locura de todas las compuestas en las óperas del bel canto, un clásico de la era romántica donde la heroína perdía la razón sólo para mostrar virtuosismo vocal y dramático. Consta de tres partes, el aria "Il dolce suono", "Ardon gli incensi" y la cabaletta "Spargi d'amaro pianto".  En este primer vídeo podremos escuchar la voz de María Callas, (soprano lírico drámatico). Fue ella con el papel de Lucía la que empezó a enseñar al público el significado dramático de esta obra.  En los escenarios era una diosa de la interpretación, además de una magnífica cantante, proyectando en las obras el phatos, palabra griega que expresa todo lo que uno experimenta o siente: pena, pasión, cólera, aflicción).  La protagonista - "La novia de Lammermoor" de la novela escocesa de Sir Walter Scott adapta

6 de enero: LA NOCHE MÁS MÁGICA DEL AÑO

Imagen
  El Evangelio de San Mateo cuenta que unos magos llegados de Oriente fueron guiados por una estrella para que adorasen al rey de los judíos Nacido, pues, Jesús en Belén de Judá en los días del rey Herodes, llegaron del Oriente a Jerusalén unos magos diciendo: «¿Dónde está el rey de los judíos que acaba de nacer?». Evangelio de Mateo (2, 1-2), versión Reina-Valera, 1960 Y al entrar en la casa, vieron al niño con su madre María, y postrándose, lo adoraron; y abriendo sus tesoros, le ofrecieron regalos: oro, incienso y mirra. Evangelio de Mateo (2, 11), versión Reina-Valera, 1960 Pero, ¿Cuántos eran los Reyes Magos? Las fuentes orientales y occidentales sobre las que se basó la iconografía de estos personajes no coincidían en el número, porque en el Evangelio canónico de san Mateo se cuenta que, unos magos, sin precisar sus nombres, ni que fuesen reyes, ni que fueran tres, llegados de Oriente fueron guiados por una estrella para que adorasen al rey de los judíos que acababa de nacer pe