martes, 23 de agosto de 2011

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (21) LOUIS GODIN,


En la ya conocida sección «Encuentros en la Academia» que publica hoy el Diario de Cádiz, escribe un artículo el académico de Bellas Artes don Francisco González de Posada, en el que nos hace un interesante y atractivo resumen del personaje sobre el que se extenderá está noche en la conferencia de "Los martes de la Academia", titulada:

Louis Godin, académico de Ciencias francés en la Bahía


Resulta algo sorprendente el hecho cultural de que no quede en el sustrato de la memoria colectiva gaditana prácticamente ningún recuerdo de la presencia de Louis Godin en la bahía de Cádiz. Sería difícil encontrar personas que recordaran su nombre y alguna de sus contribuciones. Por lo que respecta a manifestaciones públicas de recuerdo pueden considerarse dos: una placa conmemorativa en la casa de la calle San Pedro en Cádiz, donde vivió y le alcanzó la muerte, y su integración nominal (en los papeles) como primer director en el catálogo de directores del Observatorio de la Real Armada española, hoy en San Fernando. Pretendemos recuperar su memoria destacando algunas de sus actuaciones en Cádiz.
            Louis Godin (París, 1704; Cádiz, 1760), ingresó muy joven en la Royale Académie des Sciences de París como astrónomo, ciencia frontera en la época. Y sugirió en ella la primera gran expedición científica que tendría lugar en la historia de la humanidad: la medición de un arco de meridiano asociada a un grado para conocer la forma y tamaño de la Tierra, con objeto de facilitar la navegación y que Francia se colocara por delante de Inglaterra y España. Con la aceptación de Felipe V y la integración de Jorge Juan y Antonio de Ulloa se desarrolló en el entonces nuestro Virreinato de Perú, en la actual República del Ecuador, donde en la raya divisoria de los hemisferios existen desde entonces monumentos a los tres citados junto a los restantes académicos franceses de la expedición. Se demostró, también con la expedición paralela a Laponia; que Godin tenía razón: la Tierra, como predecía la teoría de Newton y contra las observaciones realizadas por Cassini, era achatada por los polos, metafóricamente “tenía forma de sandía y no de melón”.
            Pero ¿por qué Godin en Cádiz?, ¿qué se le perdió por estas tierras?, ¿qué hizo aquí?, ¿por qué recordarlo?
Su figura y su contribución al período álgido de la ciudad de Cádiz y su entorno será el tema de la conferencia de esta tarde en el ciclo ‘Los martes de la Academia’.
            El traslado del desterrado Ensenada desde Granada a El Puerto de Santa María, se logra por los informes sobre su salud elaborados por los médicos del Colegio de Cirugía integrados en la Asamblea Amistosa Literaria, recomendando el clima de la Bahía de Cádiz. Se establece en El Puerto, con la expresa prohibición de desplazarse a Cádiz. En este contexto los miembros de la Asamblea Amistosa Literaria se reúnen en El Puerto con el Marqués, como reconocimiento y a la espera de que éste sea restaurado en el poder.
            Al Marqués de la Ensenada lo recuerda durante este verano la Academia Santa Cecilia en El Puerto de Santa María. A modo de sugerencia: Jorge Juan y Louis Godin reclaman especiales atenciones de la ciudad de Cádiz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario