martes, 13 de marzo de 2012

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (54)

La Pasión según el Prado


 
Obra de Velázquez
La Academia de Santa Cecilia, que en la última década viene desarrollando una intensa campaña de actos culturales a lo largo de todo el año, junto a la clásica y centenaria enseñanza de las bellas artes, inició el pasado año en estas fechas un acercamiento a la cuaresma con conferencias especificas al mundo cofrade.  Este año presenta La Pasión según el Prado de Jaime García-Máiquez, del Gabinete de Documentación Técnica de dicho museo.


La agonía de Jesucristo ha tenido, en estos 2000 años, numerosas lecturas e interpretaciones desde las bellas artes; la literatura y la poesía cubren miles de libros y poemarios a lo largo de la historia, los evangelios escritos en el siglo I, pasando por  Meditaciones sobre la agonía de Jesús escrita por Máximo el confesor (siglo VII), a los clásicos: La agonía de Cristo de Tomás Moro y La Pasión del Señor del jesuita Luis de la Palma (ambos del siglo XVI); o La amarga Pasión de Cristo de la venerable Ana Catalina  de Emmerich que ha servido para la película de Mel Gibson, por citar solo algunas obras de recomendada lectura y relacionadas con este trascendental y único acontecimiento.

Obra de Martínez Montañés
Por su parte  la escultura, con una rica e impresionante imaginería desarrollada a lo largo de tantos  siglos y que culminan en el barroco de las procesiones andaluzas;  con autores tan extraordinarios como Pedro de Mena, Juan de Mesa, Martínez Montañés, Pedro Roldan y su hija Luisa, o el clasicismo castellano del insigne Gregorio Fernández… Tampoco  podemos olvidar la música, La Pasión según San Mateo y La Pasión según San Juan de Johann Sebastian Bach, ambas tomadas de los textos evangélicos, la primera, considerada la obra central de la música sacra europea, está basada en los capítulos 26 y 27 de Mateo y la segunda en los capítulos 18 y 19 de Juan. Y como no citar la obra orquestal de J. Haydn sobre las sietes palabras que se le pidió desde la hermandad de la Santa Cueva de Cádiz en 1786.

La pasión de Cristo también ha sido en la pintura religiosa motivo patente de interpretaciones, cuadros para iglesias, capillas,  órdenes religiosas, y solicitados por reyes y nobles.

En esta ocasión nos centramos en la Pasión según el Prado, donde podremos apreciar, desde uno de los mejores museos del mundo, aquellas obras maestras de Van Dyck, Velázquez, Rafael, Zurbarán, y un largo etc., que se encuentran distribuidas por distintas salas y que ahora se nos presentan, como una secuencia sin solución de continuidad y traídas de la mano de un técnico del gabinete de documentación del propio museo. Una nueva felicitación a los rectores de la Academia por su esfuerzo y constancia en pro de la cultura portuense.

Gonzalo Díaz Arbolí
De la Academia Santa Cecilia
Marzo de 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario