domingo, 8 de julio de 2012

El nuevo arte cinético

El «arte cinético» ("Kinetic art") y el «arte óptico» ("Op-Art) son corrientes artísticas basadas en la estética del movimiento. Está principalmente representado en el campo de la escultura donde uno de los recursos son los componentes móviles de las obras. Pictóricamente, el «arte cinético» también se puede basar en las ilusiones ópticas, en la vibración retiniana y en la imposibilidad de nuestro ojo de mirar simultáneamente dos superficies coloreadas, violentamente contrastadas.

En este estilo artísitico, se intensifica la percepción del movimiento y la relatividad de la obra frente al observador, y cuando surgió a mediados del siglo XX, se intentó representar de manera tangible la cuarta dimensión, manifestando la interacción del tiempo, el espacio, la energía, las vibraciones cuánticas, el movimiento, la fragmentación de la luz y la participación activa del observador. Tales efectos se manifiestan vivamente en “Vonal-ksz” de Víctor Vassarely.



Desde aquel tiempo hemos venido viendo esculturas en movimiento que aprovechan diversas tecnologías robóticas para conseguir un efecto más espectacular. Ahora han creado una de estas obras, «Kinetic Rain», con unas brillantes «gotas de agua» atadas a unos hilos en una plataforma mecánica en el techo, controladas mediante un software especial En total hay 1.216 gotas fabricadas en bronce, cuya altura exacta se controla con un motor de alta precisión. En realizar todo el montaje ─un auténtico cruce entre arte y tecnología─ necesitaron más de veinte meses. La obra puede disfrutarse en la terminal I del aeropuerto de Singapur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario