lunes, 30 de julio de 2012

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (74)


El bosón de Higgs
Antes se cansará el hombre de imaginar
que la naturaleza de sorprendernos”.
Blaise Pascal

El 4 de Julio del 2012 es una fecha histórica para la Física. El anuncio de la confirmación de la existencia del bosón del Higgs por el Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del  CERN ha convertido al escocés Peter Higgs en el físico más conocido del momento. Higgs había predicho la existencia de la partícula que lleva su nombre en 1964 para resolver uno de los mayores misterios del modelo estándar de la física de partículas: ¿porque las partículas elementales que observamos tienen masa? Para Higgs, la masa no debía ser una propiedad fundamental, sino aparente. Higgs imaginó un campo de energía que permea todo el Universo (el campo de Higgs) envolviendo al resto de partículas y creando una resistencia a su movimiento. Este campo actuaría como una piscina con sus bañistas, frenándoles de distinta manera en función de cómo sean estos de hidrodinámicos. La diferencia de masas de las partículas elementales se explicaría por el distinto grado de interacción con este nuevo campo de Higgs.

 Este gran avance es una muestra esperanzadora de lo que la humanidad puede hacer cuando se une en un objetivo común: nada menos que reproducir las  condiciones iniciales del universo primordial. Para detectar el Higgs ha sido necesario construir el mayor acelerador de partículas de la historia, con una inversión de 4.500 millones de euros, y 10.000 personas trabajando durante 15 años para conseguirlo (entre ellos más de 2.000 físicos de más 34 países) Pero ¿realmente merece la pena este esfuerzo?  Si echamos un vistazo a la historia de la ciencia la respuesta es clara: SI con mayúsculas. El descubrimiento del bosón de Higgs confirma el modelo estándar de la física de partículas, lo que le sitúa como una firme plataforma desde donde entender nuevos retos (materia oscura y energía oscura del universo, gran unificación, etc) que abrirán la puerta a nuevos hallazgos. Por otro lado, es un avance de gigante en ciencia básica que derivará en unas décadas en ciencia aplicada. Si preguntaron a Planck la relevancia práctica de la mecánica cuántica a comienzos del siglo pasado, seguro que este no imaginaba que antes de que acabara este siglo la tecnología proveniente de la física cuántica ya supondría más del 30% del PIB mundial (por ejemplo, la microelectrónica) Otro ejemplo; Michael Faraday descubrió la inducción electromagnética, que más tarde permitiría la construcción de motores eléctricos que todos usamos. No obstante, la electricidad era inicialmente considerada como un “juego de salón”. Un día, el ministro de hacienda británico Gladstone le preguntó: pero bueno, esto de la electricidad ¿para qué sirve? Quien sabe -contestó Faraday- ¡quizás algún día cobre impuestos por ella! En el futuro igual aprendemos a variar la masa de los objetos manipulando como interaccionan con el campo de Higgs y ¡seguro que alguien cobrará impuestos por ello!
Jesús Martínez Linares
jesustenta.wordpress.com

15 comentarios:

  1. Un aporte científico de la Academia muy de agradecer.

    ResponderEliminar
  2. Ya lo dijo D. Santiago Ramón y Cajal: "Al carro de la cultura española le falta la rueda de la ciencia". Bien por la Academia.
    Salu2.

    ResponderEliminar
  3. También viene al pelo la siguiente frase de A. Einstein: "La mayoría de las ideas fundamentales de la ciencia son esencialmente sencillas y, por regla general pueden ser expresadas en un lenguaje comprensible para todos."
    Saludos y enhorabuena a la academia por estas iniciativas rompedoras.

    ResponderEliminar
  4. Reconociendo que mis conocimientos de física son muy limitados - y hay mucha generosidad en semejante afirmación- nunca pude imaginarme que un acontecimiento científico pudiera traer tanta expectación. En un Mundo donde reina la superficialidad, donde se recurre a generalidades para explicar todo, nos encontramos con un puñado de científicos que se han empeñado en demostrar algo tan difícil y recóndito que la mayoría de las personas - yo incluida- somos incapaces de comprender. Estoy segura que este descubrimiento abrirá nuevos horizontes como ha pasado anteriormente, al igual que se aplicará impuestos a sus aplicaciones.

    ResponderEliminar
  5. Lo que más me sorprende con todo el revuelo de Higgs y su partícula no es el empeño de los científicos sino que los que manejan el Dinero estuvieran dispuesto a sufragar esta aventura. Al fin, un dinero muy bien utilizado.

    ResponderEliminar
  6. Lo siento, pero me dio hasta vergüenza ajena.

    ResponderEliminar
  7. Es una opinión,por el contrario, la mayoría de los asistentes disfrutamos y reconocimos con un prolongado aplauso final, el esfuerzo del conferenciante para explicar tan complejo tema.

    ResponderEliminar
  8. Nunca fue sencillo hablar de Ciencia. Nunca fue sencillo, además. conseguir la unanimidad en nada, y menos en cosas tan intangibles como la satisfacción. Pero nadie, nadie, podrá negar el esfuerzo, la preparación y la riqueza pedagogica de esta conferencia. Enhorabuena a la Academia por incluir en sus Encuentros a personas que saben y que además quieren trasladarnos su saber de una forma distinta, amena y rica.

    ResponderEliminar
  9. Gracias a la Academia y gracias a Jesús Martínez por facilitar el acceso a información reservada a las élites (lo digo por García Uribe) a los que, aún teniendo formación universitaria superior, no somos capaces de acceder a ella si no hubiesen científicos tan reputados como Jesús, que nos lo permiten. Respecto a lo de vergüenza ajena, se lo digo como consejo, lo que yo suelo hacer es salirme y así ni molesto, ni soy molestado. Opine lo que quiera, es vd. muy libre; pero tenga respeto por las personas, que de forma desinteresada nos enseñan y aún más, si tienen el curriculum del conferenciante del pasado martes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. María Fernanda Tovar Revert6 de agosto de 2012, 18:04

      No he ido nunca a una conferencia tan bien documentada y fundamentada y, a la vez, tan bien adaptada al público en general de modo que cualquiera pueda hacerse una idea de conceptos tan complejos como los manejados. Enhorabuena a Jesús Martínez que se ha esforzado tanto que nos hizo pasar un buen rato al tiempo que nos condujo para vislumbrar conceptos físicos profundos. Gracias.

      Eliminar
  10. José S. de la Campa7 de agosto de 2012, 11:30

    El famoso escritor británico de ciencia ficción Arthur C. Clarke formuló la siguiente ley sobre el avance científico: “Cualquier tecnología lo suficientemente avanzada es indistinguible de la magia”. Y mágico fue lo que nos contó Jesús Martínez en su charla sobre la reciente confirmación de la existencia del bosón de Higgs en un experimento realizado en el CERN; conceptos como materia oscura, energía oscura y teletransportación, que se nos antojan sumamente lejanos y casi paranormales, nos fueron mostrados por este excepcional divulgador sin fórmulas farragosas pero con rigor científico, todo ello salteado con su personal en intransferible sentido del humor. Enhorabuena a la Academia por esta iniciativa y espero que siga por esta senda de la divulgación científica (y si pudiera ser en un local con más aforo, mejor que mejor, pues hubo mucha gente que nos quedamos de pie). Y enhorabuena a Jesús por superar el reto de acercarnos de forma asequible a las últimas fronteras del conocimiento científico.

    ResponderEliminar
  11. El domingo 5 de agosto llegó a mi correo una noticia científica titulada, algo así como... "Aumenta la certeza del hallazgo del Boson de Higgs" y aportaban datos del CERN. El artículo empleaba términos como valor de acierto Sigma 5 ademas de mencionar una fecha para la historia (el 4 de julio de 2012) y unos cuantos detalles más. A medida que leía, todos los datos me resultaban conocidos gracias a la conferencia del pasado martes 31 de julio. Pero el motivo que me lleva a publicar en este blog (además de darles las gracias porque ahora soy menos ignorante) es porque cuando el artículo mencionaba el proyecto ATLAS he recordado la imagen del físico que impartió esa clase magistral de física, quien con los brazos en alto, sujetaba un balón gigante a modo de planeta Tierra.
    Miguel Gilaranz Martínez.

    ResponderEliminar
  12. Parece que aquí se pretende imponer el 'pensamiento único' y que incluso se han borrado los comentarios de los disidentes, mal camino, mal camino llevamos.

    ResponderEliminar
  13. El filósofo inglés Edmun Burke dijo algo así como ..."lo único que necesita el mal para triunfar, es que los hombres buenos no hagan nada". Tomando como propia esa frase y después de leído el currículum del ponente Sr. Martínez Linares, siento verguenza ajena al leer cómo se le falta al respeto (rozando el insulto). ¿Cómo se puede insultar a un profesor universitario quien, seguramente, ha impartido una clase magistral sin cobrar ni un euro por ello?. ¿Desde cuando un insulto se considera un "pensamiento"?. ¿Disidentes los que insultan?. Yo los denominaría mal educados, con todas sus letras. Gracias a los miembros de la Academia por respetar la libertad de cátedra.

    ResponderEliminar
  14. Muy bonita charla. Mi felicitación a Jesús Martínez por su esfuerzo en divulgar la ciencia. Fue muy alentador ver el gran número de personas interesadas en el conocimiento. Alberto Díaz.

    ResponderEliminar