jueves, 17 de enero de 2013

Hitamente

Soy un simple usador de palabras, no estoy versado en filología ni conozco la ciencia lingüística, ¿le puedo llamar Ciencia? Sí, creo que sí. Lo único que conozco un poco ─tampoco demasiado─ de cuando impartía clases de Inteligencia Artificial, es la neurolingüística que es la disciplina que trata de entender los oscuros mecanismos del cerebro humano que posibilitan el conocimiento y la comprensión del lenguaje en sus diversas formas. Pero no quería referirme a esto; el escribir estas letras tiene el simple deseo de mostrar mi asombro y fascinación por las palabras olvidadas, por esas que se utilizaron ─mucho o poco─ y que de forma progresiva o abrupta se perdieron y quedaron en esos cofres de la historia del habla. Quizás hoy día es posible averiguar por qué desaparecieron, no lo sé. También me pregunto si muchas de ellas tuvieron solo utilización literaria o eran dominio del pueblo; posiblemente hubo de todo. Hoy "fijé mi atención" (observen las comillas, tienen su propósito) en la palabra: «hitamente». No la había visto nunca en mi vida de lector voraz (o no me había "fijado" en ella). La encontré explorando el diccionario al azar:
 ¿De dónde venía? Parece que de la palabra «hito», que también tiene su femenino "hita" ─ese femenino fue otra sorpresa─, procede del latín con el significado de clavar o fijar con fuerza. La riqueza de la palabra «hito» junto con sus variadas locuciones ha sido también un agradable hallazgo.
Después me quedé absorto pensando que esas palabras ─las palabras, todas las palabras─ son los ladrillos con los que se construyen nuestros pensamientos.
Alguien dijo con acierto que el lenguaje y el pensamiento están maridados, son interdependientes, sin las palabras el hombre no puede pensar con racionalidad. Ahí lo dejé, mañana seguro que me toparé con otro vocablo extraño, con otro pequeño y sensible ladrillo que nos ayudará a pensar mejor.
Ignacio Pérez Blanquer
Académico de Santa Cecilia

7 comentarios:

  1. Seguimos aprendiendo.Hitamente,NENA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sorprendente palabra !cómo dice Nena ,seguimos aprendiendo contigo Ignacio !

      Eliminar
  2. Me ha parecido una idea genial este escrito que nos descubre una palabra, que al menos yo desconocía. Espero que sea el principio de una serie de post con términos desconocidos o en desuso. Y sí así es, desde hoy me propongo iniciar una colección, la de palabras abandonas o desamparadas.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta: "son los ladrillos con los que...."

    ResponderEliminar
  4. Ignacio:
    De nuevo felicidades por este artículo, lo he leído "hitamente" y he vuelto a disfrutar aprendiendo contigo. Gracias.
    Sigue así!!
    Saludosss.

    ResponderEliminar