lunes, 10 de junio de 2013

DE NUESTROS ACADÉMICOS


 El silencio pequeño
      
   No nos ha sido dado el silencio; no el silencio absoluto, no el silencio radical. Menos mal. La gran maravilla de este silencio parcial y prodigioso que está a nuestro alcance es el descubrimiento de los sonidos que el ruido oculta, porque la vida no cesa en sus armonías sonoras y las cosas vivas, la vida misma sólo es audible en este silencio pequeñito que sí somos capaces de hacer: el pacificador bullicio adivinado en lo remoto, el aire, un insecto errante, el ritmo de la sangre bombeada en tu propio cuerpo, los levísimos movimientos de lo quieto, la prisa percibida en la lejanía... Esta magnífica sinfonía oculta es la pequeña paradoja del silencio.


Tomado del blog "delibrosygentes" de nuestra académica Inmaculada Moreno

No hay comentarios:

Publicar un comentario