jueves, 6 de marzo de 2014

MÚSICA CLÁSICA

Carl Philipp Emanuel Bach 
Como homenaje en el tricentenario de su nacimiento 
Compositor y teclista alemán, (Weimar, 8 de marzo 1714 - Hamburgo, 14 de diciembre 1788).

Fue el quinto hijo de Johann Sebastian Bach y María Barbara y el único que triunfó totalmente en su carrera, ahijado de  Georg Philipp Telemann.
Si bien aprendió el lenguaje musical de su padre, pronto se distinguió por un estilo propio, homófono y a la moda de la época, el llamado  estilo sentimental que,  buscaba la emoción del oyente. Cursó estudios de Filosofía y Derecho en las universidades de Leipzig y Frankfurt-an-der-Oder antes de dedicarse exclusivamente a la música. A los 20 años ya brillaba como instrumentista. 

En 1738 fue nombrado clavecinista en la corte del príncipe heredero Federico de Prusia y al ascender al trono en 1740, formó parte de su corte. Era por entonces uno de los clavecinistas más importantes de Europa. Su reputación quedó definitivamente establecida por dos series de sonatas, dedicadas, respectivamente, a Federico el Grande en 1742 y al gran duque de Wurtemberg en 1744.


Pulsen sobre la imagen para visualizar el vídeo

En 1767 decidió abandonar la corte y trasladarse a Hamburgo. Allí sucedió a G. P. Telemann, que acababa de fallecer, como Director Musical. A partir de entonces, y hasta su muerte, se ocupó de la cantoría de Johanneum y de las cinco principales iglesias de Hamburgo, de ahí que fuera conocido a lo largo de Europa como “el Bach de Hamburgo”. Dio un gran impulso a la vida musical de esta ciudad, ya que su frenética actividad le llevó a escribir durante esa época gran parte de su obra vocal de carácter sacro.
Como teórico del clave, se anticipó a la moderna técnica pianística y  su Ensayo sobre el verdadero arte de tocar instrumentos de tecla (dos volúmenes, 1753-1762), sigue siendo todavía un tratado sistemático y magistral que nos muestra la técnica y forma de tocar durante el periodo barroco.  Precursor del romanticismo por su defensa de la libertad del artista, ayudó a la consolidación de la forma de la sonata con la introducción del segundo tema. Su amplia obra, profana y religiosa, influyó en Haydn y en Beethoven.
Figura clave en la transición al clasicismo, está considerado uno de los fundadores del estilo clásico y uno de los compositores más importantes del periodo galante.  Los más grandes compositores del Clasicismo lo tuvieron como un referente ("Él fue el padre, todos los demás éramos los niños", escribió Mozart).
Su extensa producción, que fue ampliamente difundida cuando vivía,  incluye diversos oratorios, pasiones y cantatas religiosas, 210 piezas para clave unas veinte sinfonías y 52 conciertos, para uno o dos instrumentos de teclado, violonchelo o flauta. La parte más original de sus obras se encuentra, probablemente, en las composiciones para teclado. Entre los muchos títulos que cabe destacar se encuentran las seis colecciones de sonatas, rondós y fantasías para aficionados (1779 a 1787).
Gondiazar
Pulsen sobre la imagen para visualizar el vídeo

No hay comentarios:

Publicar un comentario