miércoles, 4 de noviembre de 2015

CINE. Películas que veremos

“EVA NO DUERME”

            Este año en todos los festivales de cine que se vienen celebrando, se ha resaltado a los directores españoles e iberoamericanos y las producciones de los países a los que pertenecen.  “Eva no duerme” es una película difícil, de estructura complicada, dirigida por el argentino Pablo Agüero.  En este caso, además de España y Argentina, también Francia participa de la producción y esto obedece a que el guión de la película ganó el primer premio de un concurso convocado en el país galo. La aportación de Francia es la presencia del actor Denis Lavant. Aparte de la geografía dura y fría de su rostro, su pronunciación de un idioma que no conoce, el español, le convierten en un ser extraño y enigmático que se adapta perfectamente al estilo de la película.   Gael García Bernal, Imanol Arias y Daniel Fanego y Nicolás Goldschmidt, son los otros intérpretes del film.

         La película, que se estrenará próximamente en España, es un relato sobre la peripecia del traslado del cadáver de Eva Perón tras su fallecimiento. Es una película experimental, entre documental y  reconstrucción de hechos históricos.  El director, Pablo Agüero dedico seis años a investigar este suceso y lo que finalmente hace es mostrar parte de la historia de Argentina a través de este intento de ocultar el cadáver de Evita a los argentinos.   La historia de lo que ocurrió con su cadáver es una de las mas fascinantes y cinematográficas que existen, según el Director.

         La película se estructura en tres partes: la primera, el embalsamador, está protagonizada por Imanol Arias que representa al anatomista español Pedro Ara Sarriá, la segunda, el traslado, está protagonizada por el francés Denis Levant, que se ocupa del traslado del ataúd con el cadáver en un camión acompañado por un joven cabo interpretado por Nicolás Goldschmidt y la tercera, los organizadores del traslado el general Pedro Eugenio Aramburu (Daniel Fanego) y un narrador, encargado de darle sepultura definitiva, el almirante Emilio Eduardo Massera, interpretado por Gael García Bernal.


         A pesar de lo complicado de la investigación y la elaboración del guión,  Agüero decidió hacer una película pequeña en presupuesto y en tiempo de rodaje. Tardó veinte días en hacerla. Estructuró la película en planos –secuencia, coreografías de quince o veinte minutos que dan una sensación de magia, de irrealidad. Pocos planos pero muy intensos.

Eva Duarte de Perón, Evita, sigue estando presente en la memoria de todos los argentinos sesenta años después de su muerte, una de las mujeres mas influyentes del siglo XX que murió a los 33 años en la cumbre de su popularidad y de la cual la muerte hizo un mito que todas las tendencias políticas del país quisieron capitalizar en beneficio propio.

         Cada una de las tres secuencias en que se divide el film, supone un enfrentamiento entre dos o tres personajes en un espacio cerrado que dan a las escenas un carácter claustrofóbico, metáfora del propio ataúd que trasladan, manipulado y vapuleado por unos y otros.

         La construcción de las escenas medidas al milímetro al igual que los sonidos y el color (B. y N. y virajes) conforman una obra entre el docudrama y la narración histórica apoyada en una voluntaria artificiosidad de la puesta en escena que tratan de mostrar de una manera un tanto simbólica, a los representantes del poder y sus manejos para aprovecharse de la voluntad de las gentes.
Jesús Almendros Fernández
Socio colaborador de la Academia

No hay comentarios:

Publicar un comentario