lunes, 14 de marzo de 2011

El pintor de la música: Enrique Ochoa

Uno de nuestros más grandes pintores es Enrique Estévez Ochoa, más conocido por su firma “Enrique Ochoa” nació aquí en El Puerto el 27 de abril de 1891. Tuvo una infancia difícil. Ingresó con ocho años en la Academia Militar María Cristina, para la formación de los huérfanos de militares de Toledo, pero allí quedó muy impresionado por la obra de El Greco y comienza su formación artística, el joven Ochoa tiene claro que prefiere los pinceles a las armas y se decide a ser pintor.

En 1907, en Sevilla, comenzó a estudiar en la Escuela Superior de Bellas y se ganaba la vida pintando a personajes de los barrios sevillanos más típicos. En 1911 participó en la Exposición de Bellas Artes de Sevilla. Se trasladó a Madrid en el 1914. Allí Ochoa comienza a destacar como abanderado del modernismo y el art decó e inicia su etapa como ilustrador de numerosas publicaciones de la época como “Por esos Mundos”, “La Esfera”, “Nuevo Mundo” “Estampa” o “Blanco y Negro” con las que colabora ininterrumpidamente entre 1917 y 1931.





En Madrid, participa muy activamente en la vida artística y cultural del periodo de entre guerras y de las vanguardias artísticas. Entabla amistad con Andrés Segovia, Lasso de la Vega, Jacinto Benavente, Ramón Gómez de la Serna o José Bergamín. El pintor comienza a ser popular por la ilustración de numerosas novelas cortas y otras piezas literarias entre las que sobresale su trabajo para de ornamentación de las Obras Completas de Rubén Darío y una edición especial de “El Quijote”.

En 1936, ganó el gran premio de la Bienal de Venecia y tras la Guerra Civil, que pasa en París, regresa a España estableciéndose en Mallorca casi de forma permanente hasta su muerte. Allí comienza una nueva etapa artística. Fue también miembro de la Real Academia de Málaga, condecorado con la Medalla Nacional de Pintura, recibió el Premio de la Bienal de Venecia (1936) y el Premio Extraordinario Princesa Sofía (1969).


Enrique Ochoa muere en Palma de Mallorca en 1978 y sus restos mortales son trasladados aquí a su ciudad natal, dónde se le dedica una calle con su nombre. Tras su fallecimiento y en recuerdo de su obra se han celebrado las exposiciones conmemorativas sobre el pintor en el Circulo de Bellas Artes de Madrid (1981) y en la Fundación Barceló (2007) así como la muestra “La sombra de Chopin en Valldemossa” (2008) y “Enrique Ochoa, el pintor de la música” (2009) en la Obra Social Caja Madrid. La última gran muestra fue la exposición-homenaje a Enrique Ochoa en El Puerto de Santa María y que contó con el apoyo y colaboración de nuestra Real Academia de Bellas Artes de Santa Cecilia.

1 comentario:

  1. Es muy buena información para este celebre e insigne pintor desconocido para muchos de sus paisanos portuenses.

    ResponderEliminar