lunes, 24 de septiembre de 2012

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (82)

En torno a la pintura
 Cuando la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia me propuso que impartiera la lección inaugural del curso académico 2012-13, tuve la tentación de prepararla sobre el vino. Quizás por nostalgia de lo que supuso, a nivel personal, en tiempos pasados y también porque el vino encaja perfectamente en nuestra centenaria institución como concepto de arte; basta recordar la definición que de él daba S. de Madariaga …"dominio sobre los materiales que se manejan…" aseverando que tan arte es la torre Eiffel, un mantón de Manila, o media verónica y sin lugar a duda el vino también lo es. Además hubiéramos justificado este tema recordando, como ya hiciera Juan Lara en su ingreso en la Academia, aquellos años en que por septiembre, precisamente en estos días, todo El Puerto era un lagar con su olor a mosto. Tuvimos un cinturón vinícola de grandes bodegas: Terry, Osborne, Gutiérrez-Colosía, Cuvillo, Sancho, Gómez, Blázquez, Caballero, Domecq, González-Byass….  y un centro salpicado de cascos de bodegas como las de E. Grant, Obregón,Velarde, las numerosas de los Gil de Reboleño … y decenas de almacenistas. Pero mi nostalgia por el vino y su entorno, posiblemente esa tarde se hubiera convertido en colectiva  entre muchos portuenses. Dejémoslo para otra ocasión aunque nuestro vino sea arte y arte grande.
         He elegido para esta apertura de curso hablar en torno a la pintura, dando solo unos suaves trazos, ni siquiera pinceladas, que nos acerquen tímidamente, como viejo aficionado a este arte en el espacio. En realidad hay motivos más que suficientes para hablar sobre la pintura en Santa Cecilia; en primer lugar, porque esta asignatura es columna vertebral de la Institución impartida ininterrumpidamente desde su fundación. En segundo lugar, como homenaje a todos los profesores que en estos 112 años han ido despertando vocaciones pictóricas, elevando el nivel cultural de miles de portuenses, de una manera constante y ejemplar, dejando de lado, incluso pasando por encima, de las incomprensiones y falta de apoyo de las Administraciones.
         La pintura desde la Academia también se ha incorporado a las nuevas tecnologías y a través de su blog tenemos un interesante espacio titulado "Desde 1850" donde el profesor Pérez Blánquer nos habla de pintores modernos y contemporáneos explicando sus técnicas y mostrando sus cuadros; y como no destacar la magistral coexistencia conseguida por Gonzalo Díaz Arbolí que ha unido pintura y música tomando como base la magnífica conferencia de ingreso de Carmen Garrido, Directora del Gabinete Técnico del Museo del Prado, que se puede ver y oír en el citado blog de la Academia. Por otra parte, la pintura en nuestra institución está iniciando una evolución, necesaria innovación, hacia planteamientos de enseñanzas más modernos que seguirán haciéndola atractiva en el siglo XXI.
Enrique García Máiquez
Académico de Santa Cecilia

4 comentarios:

  1. Buenas pinceladas, sí señor. Da gusto saber que la Academia emprende innovaciones en sus enseñanzas de pintura. Enhorabuena.

    ResponderEliminar
  2. En el Puerto ha habido tradición de buenos dibujantes y pintores y la gran mayoría de ellos se han formado en la academia, creo que es bueno que se avance por ese camino.

    ResponderEliminar
  3. Lo del vino pasó a la historia, opino que eso no vuelve, una lastima, que queda en el puerto???

    ResponderEliminar
  4. Enrique, muy bonito artículo, sobre nuestra actividad bodeguera, pero lamento no te hayas acordado de González Rico Hnos. S.R.C. Bodega que data, por lo menos desde principios, del siglo XX, según he podido averiguar en el Archivo Municipal, hasta el momento. Mi bisabuelo Vicente González Rodríguez, tuvo una bodega en la Calle Espelete y otra en el local, frente a La Angelita, donde estuvo los muebles de García Aspera, allí se hacían las vendimias antes de pasar a lo que hoy se llama Bodega del Castillo. De la bodega frente a La Angelita tenía una foto preciosa, que desgraciadamente se me ha extraviado. Manuel Pacheco la tiene. Para tu información te digo que hasta en Chiclana tuvimos bodegas, hasta la década de los 50 (del siglo pasado).

    En cuanto a la actividad de la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia, es de elogiar la cantidad de artistas que ha dado tanto en la música como en las otras artes, debido al gran cuadro de profesores con que cuenta. Y no digamos nada de lo último que están haciendo los actuales restauradores con nuestro patrimonio pictórico, tan desconocido para muchos de los Portuenses. Enhorabuena a todos y ánimo.

    Vicente González Lechuga

    ResponderEliminar