viernes, 30 de agosto de 2013

CINE

ARTISTAS EN EL CINE III

Por Jesús Almendros Fernández

Pero tampoco los pintores contemporáneos se han escapado a la fascinación que el cine ha sentido por ellos.   Artistas como Pollock, Francis Bacon, Carrington, Dali, Andy Warhol, Klimt ó Frida Kahlo, fueron también llevados a la pantalla en diversas ocasiones.   “Frida”, de Julie Taymor, pelicula americana del 2002, nos acercaba a esta controvertida artista interpretada en la película por Salma Hayek acompañada de Alfred Molina como su esposo, Diego Rivera, Antonio Banderas como Siqueiros, Geoffrey Rush como Leon Trotsky con quien Frida tuvo una relación sentimental, y Edward Norton como Nelson Rockeffeller, el multimillonario norteamericano.

Una interesante película sobre Pollock fué la realizada por Ed Harris en el año 2000, “Pollock, la vida de un creador”,  en la que el mismo Ed Harris interpretaba al pintor y por la que fue nominado al oscar al mejor actor.

Francis Bacon fue retratado por John Maybury en 1998 y el pintor fue interpretado por Derek Jacobi al que todos recordamos por su interpretación del protagonista de “Yo, Claudio”, la magnífica serie de la T.V. británica.

El pintor español Antonio López fue tomado en 1992 como tema para una película por el magnífico director Victor Erice y como ocurriera con “El misterio Picasso”, también aquí el director trata de aproximarnos, no a la vida del pintor sino a la creación de su obra “El sol del membrillo”, a la que asistimos como espectadores privilegiados.

Sería interminable la lista de películas que tratan de pintores, de artistas, de sus vidas ó de sus obras, pero creo que las anteriormente citadas pueden servir de ejemplo.

Sin embargo, como decía al principio, hay otro tipo de películas en las que no se trata de informar ó relatar las vidas de los artistas o diversos aspectos de sus obras, es decir, de reflejar en la pantalla la belleza creada por otras Artes sino que la propia película es Arte en el sentido clásico.

Las películas de Jean Cocteau, por ejemplo, son pura poesía.   Recordemos algunas de sus obras como “La sangre del poeta”, “La Bella y la Bestia” ó “El Águila de dos cabezas”.    Lo mismo podríamos decir de películas de Luis Buñuel como “Un perro andaluz” o “La edad de oro”. 

Otras como el género musical americano nos han ofrecido verdadera música y danza en películas en las que los bailes y las canciones no eran mas que disculpas, pretestos, ya que la verdadera música y el verdadero baile surgían de la “puesta en escena”, del ritmo y el “tempo” impuestos por directores como Stanley Donen o Vincente Minnelli que aunque hubiesen suprimido de sus películas todos los números musicales no hubieran evitado que su películas continuasen siendo eminentemente musicales.

Hay ocasiones en las que un artista tiene la posibilidad de presentarnos una obra original en pantalla como ocurrió con Salvador Dalí en una escena de “Recuerda” de Hitchcock. Allí nos enseñaba una muestra de su talento lo mismo que lo podía hacer en un lienzo ó en cualquier otro soporte. ¡Y qué decir del “Expresionismo Alemán”!.   Pero de eso les hablaré en mi siguiente colaboración, “El lenguaje cinematográfico”.

4 comentarios:

  1. Muy fácil de leer y se aprende mucho. Magnífico.

    ResponderEliminar
  2. Una aportación fantástica. Hay que tocar otras artes también.

    ResponderEliminar
  3. Las 'Artes Visuales' son formas, expresiones de arte, que se encuentran centradas fundamentalmente en la creación de trabajos que son visuales por naturaleza y esencia, como son: la pintura, la fotografía, la impresión y el cine. Y a mí me parecen que tienen todos los atributos que se pueden exigir a un arte. El cine es un arte visual y lo es con todos los derechos.

    ResponderEliminar