sábado, 12 de julio de 2014

CINE

LA GRAN RECESIÓN EN EL CINE, y IV
DOCUMENTALES
                                                                            Por Jesús Almendros Fernández

El mismo año del estallido de la crisis, 2008, Patrick Creadon realizaba en EEUU el documental “IOUSA” (I Owe You USA / Le debo a USA), un documental que trataba sobre la revisión de la situación financiera estadounidense que, desde la fundación del país en 1776, había acumulado una deuda de más de 12 trillones de dólares.

El polémico documentalista Michael Moore, por su parte,  fue también  uno de los  primeros en hacer un documental sobre el problema. En “Capitalismo, una historia de amor”, de 2009 denunciaba el sistema capitalista de Wall Street, adoptando un punto de vista que analizaba la crisis financiera mundial y la economía estadounidense en plena transición entre la administración entrante de Barack Obama y la saliente de George W. Bush.

En 2010 Michael Samuels realiza en Gran Bretaña “El último día de Lemman Brothers”, dramatización de todo lo acontecido en las oficinas de la famosa compañía de inversión durante el fin de semana previo a su quiebra, la cual supuso el pistoletazo de salida de la actual crisis mundial.

En 2010 también,  David Sington realizaba “The Flaw”, un documental donde el director formulaba su tesis sobre el origen de la crisis que achacaba mas al empobrecimiento de las clases medias que a la codicia de Walt Street. Para esta clase media, el mercado inmobiliario había sido la manera de formar parte del grupo de la población que no había cesado de enriquecerse en los últimos 30 años.


En ese mismo año Charles Ferguson realizaba quizás el mejor documental que se ha hecho sobre la crisis, “Inside Job”, en el que se fijaba no sólo sobre las causas, sino también en los responsables de la crisis económica mundial que significó la ruina de millones de personas que perdieron sus hogares y empleos, y que, además, puso en peligro la estabilidad económica de los países desarrollados. A través de una extensa investigación y de entrevistas a financieros, políticos y periodistas, se mostraba el auge de empresarios sin escrúpulos y la degradación de la política y la educación. Decía el director que esperaba que, después de verla, , independientemente de la opinión política, los espectadores pudieran  estar de acuerdo en la importancia de restaurar la honradez y la estabilidad a nuestro sistema financiero y de exigir responsabilidad a aquellos que lo habían destrozado.

En España, en el año 2012, JJ.Mercado realiza “Fraude: por qué la gran recesión” en la que postula la teoría de que la  recesión no ha sido culpa del libre mercado si no que su causa debe buscarse en la profunda intervención del estado y los bancos centrales en la economía, provocando, de manera fraudulenta, ciclos recurrentes de expansión artificial, burbuja y recesión económica que terminan pagando todos los ciudadanos.


Aquí termino mi información sobre las películas que se han ocupado de la Gran Recesión, la Crisis del 2008 que a todos nos afecta en mayor o menor medida. Quizás para alguno haya resultado demasiado amplia pero es un problema tan grave y tan universal que pienso que mostrarla de forma exhaustiva es bueno para todos.  Conocer los problemas es el principio de su solución.
                                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario