viernes, 4 de diciembre de 2015

CINE. Películas que veremos: La novia

LA NOVIA
                                                         
             
 “La Novia” se proyectó en el Festival de San Sebastián fuera de concurso y sin embargo fue una de las que más acaparó la atención de los medios allí destacados.  Supongo que los organizadores habrán lamentado no incluirla en la competición y haberla dejado en la sección “Zabaltegui”.

Lo primero que hay que decir es que se trata de una película de autor, no es un drama romántico realizado para aprovecharse de la fama del autor de “Bodas de Sangre” en el que se apoya la película.  Los textos escritos por Federico García Lorca suenan modernos, fuertes, oportunos y limpios en la voz de una Inma Cuesta espléndida en su papel de la novia. Herida y destrozada, recién desencadenada la tragedia, llega andando herida y sucia, con dos cadáveres encima del caballo. Quiere que su suegra la mate. Así comienza la adaptación de la obra teatral “Bodas de sangre, llevada al cine por Paula Ortiz con una puesta en escena que abruma por la belleza de las imágenes.  Rodada en poco tiempo y con unos medios muy escasos ha conseguido un resultado asombroso.


De Paula Ortiz hay que recordar su primera película “De tu ventana a la mía” del 2011 protagonizada por Maribel Verdú, Leticia Dolera y Luisa Gavasa.

Historia de pasión y violencia que retrata a personas del pasado en un paisaje árido y desértico como Los Monegros en Aragón de donde es la directora y en la Capadocia. En el aprovechamiento del paisaje como un personaje más de la historia, tiene mucho que ver el    director de fotografía, Migue Amoedo, usando tonos ocres y azules.   Algunos críticos quisieron ver eb la estética conseguida, similitudes con  “El árbol de la vida”, sobre todo en lo que tiene de mirada contemplativa y en su plástica, mostrándonos detalles mínimos como la luna, el vestido o los cascos del caballo.

Junto a Inma Cuesta haciendo de novia, actúan Alex García y Asier Etxeandía y destacan también actores y actrices del reparto como Luisa Gavasa en el papel de la suegra y es de destacar  la actuación de Leticia Dolera, la directora de “Requisitos para ser una persona normal” que reparte su trabajo de dirección con el de interpretación. También actúa  el fallecido Carlos Álvarez-Novoa.





 La película es una trágica historia de amor, una lucha del deseo contra el deber, de lo que se tiene que hacer para seguir siendo considerada una persona decente y honrada pero sabiendo que todo es puro teatro y va en contra de lo que de verdad se desea hacer.  El triángulo lo forman Leonardo, y el novio y la novia que desde niños han mantenido una amistad muy estrecha, pero las cosas se complican, Leonardo se ha casado y los novios lo van a hacer muy pronto pero entre la novia y Leonardo siempre ha habido algo más que una amistad. Y según se acerca el día de la boda de los novios, la tensión entre ellos se hace cada vez mayor, sintiéndola ambos como una fuerza superior a ellos, como una cuerda que los atrae fatalmente pero que no se atreven a romper.

 La pieza de Lorca se inspiró en un suceso real ocurrido en  Níjar (Almería) que el poeta transformó en una tragedia sobre una mujer prometida que no fue capaz de  contener su pasión hacia otro hombre. Dice la directora que le interesaba reflejar las dudas y la zozobra de una mujer que vive por amor y lleva el deseo hasta sus últimas consecuencias causando dolor y muerte”.
Jesús Almendros Fernández
Socio colaborador de la Academia

2 comentarios:

  1. Con una reseña así se hace ineludible el ir a verla.

    ResponderEliminar
  2. Ilustrativo y poético artículo, mi felicitación al cineasta, Jesús Almendros.

    ResponderEliminar