lunes, 4 de septiembre de 2017

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA (322)

SER, SENTIR Y SERVIR

A veces, coinciden noticias e iniciativas que merecen comentarios y adhesiones, desde la visión del ciudadano de a pie, como es el que esto escribe, pues no es suficiente compartirlo en privado.

En primer lugar, me refiero al recién  constituido Consejo de Embajadores, para serlo de El Puerto y: “el principal objetivo es dejar atrás la negatividad que inunda las calles portuenses y llenar la ciudad de sentimientos positivos y de orgullo de pertenecer a esta ciudad milenaria” Así se expresaba en la noticia que leía hace unos pocos días. Y, en palabras del Alcalde: “Ser o sentirse portuense, querer que su ciudad crezca y servir de altavoz para ello”. Los nombres de las personas que estamos conociendo, vinculados ya a estas embajadas volantes, suponen una garantía de altavoces solventes para proclamar a los cuatro vientos las excelencias, reales y potenciales de El Puerto.

En segundo lugar, cuando se trata a excelencias potenciales, me estoy refiriendo a las que se reflejan en el recientemente divulgado Plan Director 2015/2022. Un documento de indudable valor para ser el eje de actuación en ese período y que, más allá de diferencias ideológicas y de partido, ha sido elaborado, participado y redactado, bajo la dirección y dedicación de manera altruista, de dos Académicos de la Academia de Bellas Artes Santa Cecilia,  que nos permite a los portuenses, disponer de una visión amplia, rigurosa y realista para un futuro desarrollo para El Puerto.

En tercer lugar, es la noticia menos grata, la lucha contra el vandalismo en El Puerto, para evitar el despilfarro que supone tener que dedicar los escasos recursos de los presupuestos municipales –de todos- a reponer, reconstruir y adecentar, lo que vienen siendo actuaciones de personas que ponen un sesgo destructivo,  irresponsable e insolidario con sus comportamientos. No comparto la solución sancionadora para corregir estas actuaciones, pues no siempre es fácil la identificación del autor o autores de esos actos vandálicos.

Todos los ciudadanos de El Puerto tenemos el deber de apoyar con nuestro comportamiento responsable a nuestros embajadores para que, lo que ellos con su  entusiasmo e ilusión proclamen, sea refrendado por una realidad constatable  cuando nuestra ciudad se muestre a los que, siguiendo sus recomendaciones, la compartan y disfruten. No podemos permitirnos defraudarlos,  ni devaluar la labor de nuestros mensajeros.

Y voy a concluir con un mensaje para los políticos, sea cual sea su identidad ideológica, que rigen y regirán en el futuro los destinos de El Puerto. La realidad de nuestra ciudad hoy, es la consecuencia de los aciertos y errores de todos. El Plan Director citado plantea unos ejes estratégicos de actuación en muy distintos ámbitos de actividad e infraestructuras, que precisan una permanente actitud de colaboración, generosidad y solidaridad, al servicio de El Puerto, y siempre por El Puerto.
Antonio Ortega Rojas
Socio de Bellas Artes Sta. Cec



No hay comentarios:

Publicar un comentario