miércoles, 27 de junio de 2018

ENCUENTROS EN LA ACADEMIA. (350). Día Internacional del Orgullo LGTB


28 de junio de 1969

El Día Internacional del Orgullo gay, ya extendido actualmente a Orgullo LGBT (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales), es una conmemoración que celebra anualmente de forma pública para instar a la tolerancia y la igualdad de su colectivo. La bandera arcoíris ha vestido miles de balcones en ciudades que se consideran abiertas, diversas e inclusivas para reivindicar la diversidad e igualdad social durante su celebración cuya noción básica reside en que ninguna persona debe avergonzarse de lo que es, sea cual sea su sexo o su identidad sexo afectiva.

La afinidad de género es una faceta esencial de la personalidad que debe desarrollarse en libertad y que es digna del mayor respeto. No se conoce exactamente cuáles fueron los orígenes de la homosexualidad, pero en base a estudios antropológicos, se puede deducir que es una constante universal cómo práctica sexual a lo largo de la historia, cuya presencia se ha dado tanto en pueblos primitivos como los más desarrollados.

En la época precolombina era respetada y los indígenas veneraban lo masculino y lo femenino.La homosexualidad masculina estaba muy extendida en toda Grecia y se consideraba normal que un muchacho, fuera el amante de un hombre mayor, el cual se ocupaba de la educación política, social, científica y moral del amado. Las historias cuentan ejemplos de homosexualismo desde los dioses mitológicos, como Zeus, hasta los grandes guerreros, como Alejandro Magno. En Esparta, la afiliación militar logró que se conformara una verdadera máquina de hacer soldados y, por qué no también, homosexuales. Existen referencias sobre las relaciones homosexuales, en la antigua Roma, mantenidas por muchos emperadores, como Marco Antonio y Augusto César, que tenían amantes masculinos.  En los cultos antiguos en el Continente Asiático, se creía que al tener sexo con un dios se atraía la fertilidad. En la cultura Zulú tradicional, en África, los hombres que desarrollaran características femeninas, eran considerados como seres con espíritu de adivinas.

Fue a finales del siglo XIX cuando comenzaron  a aparecer los primeros movimientos que consideraban que todos teníamos los mismos derechos, que alcanzó su máximo esplendor el 28 de junio de 1969, donde en un bar, que era el lugar de encuentro preferido para los grupos más marginalizados de la sociedad, se juntaban gais, drag queens, lesbianas, trans, donde era permitido el baile entre hombres, llamado Stonewall Inn. Por primera vez en la historia, un grupo de homosexuales se defendieron de un ataque injustificado y homófono, ante la policía de New York. Los graves disturbios provocados fueron expandiéndose, dando comienzo a una nueva época en la que se acuñaron los términos poder gay (gay power) y orgullo gay (gay pride) como emblema del grupo de homosexuales en EE.UU, extendiéndose por todo el mundo. A partir de entonces, esa fecha es considerada como el Día de la independencia gay.
Cada año en ese tiempo, el emblemático Empire State Building ilumina de azul, lavanda y blanco las noches de Manhattan, al igual que lo hacen en los edificios más emblemáticos de muchas de las ciudades en el mundo. Una larga lista de hombres y mujeres que han contribuido al desarrollo de la cultura en la humanidad han sido homosexuales tales como, Aristóteles, Platón, Da Vinci, Miguel Ángel, Dalí…

La homosexualidad que tuvo diversas consideraciones a lo largo del tiempo, en la actualidad se piensa en ella como una opción de vida, que necesitó de verdaderos esfuerzos para que sea considerada como una alternativa válida. Tim Cook, actual director ejecutivo de Apple Inc. suele comentar a menudo en sus discursos, lo siguiente “Una parte del progreso social implica entender que una persona no queda definida únicamente por su sexualidad, raza o género”
Antonio Leal Giménez
Académico de Santa Cecilia

No hay comentarios:

Publicar un comentario