sábado, 14 de junio de 2014

CINE

LA GRAN RECESIÓN EN EL CINE II
LAS PELÍCULAS DE LA CRISIS

Les decía en mi anterior colaboración que ya se habían hecho advertencias en el cine sobre la que se nos venía encima, pero es a partir del estallido de la crisis con la caída de Lehman Brothers en 2008 cuando la Industria se vuelca en sus críticas a la situación creada y a tratar de desentrañar las causas de lo ocurrido, unas veces en documentales y en otros casos contándonos historias llenas de humanidad con el problema de la crisis como telón de fondo.



         En 2009, Jason Reitman realiza “Up in the air”, con George Clooney,  en la que se nos presenta una figura desgraciadamente conocida en estos años de recesión por millones de trabajadores y empleados de todo el mundo, el encargado reducir personal y experto en despedir gente, inconsciente del drama que su trabajo causa en la sociedad.

En 2010 es  Alex Gibney el que en su película “El Cliente nº 9” nos cuenta el ascenso y caída de Eliot Spitzer, político demócrata visionario que fue implacable fiscal de Manhattan, gobernador de Nueva York y defensor de los pequeños inversionistas frente a los abusos financieros, hasta que se descubrió que era el cliente número 9 de un red de prostitución de lujo.


En este mismo año  John Wells en su película “The Company men” nos cuenta como un directivo de una empresa con un buen trabajo y una familia estable, de manera inesperada, es despedido. Sus superiores, interpretados por Chris Cooper y Tommy Lee Jones, no pueden hacer nada por él porque tampoco ellos tienen asegurado su puesto en la empresa. Bobby (Ben Affleck) tendrá entonces que replantearse su vida y su papel como cabeza de familia.

Al año siguiente, 2011, J.C. Chandor nos ofrece “Margin Call”, una de las mejores películas sobre el tema, con  Kevin SpaceyPaul BettanyJeremy IronsZachary QuintoPenn BadgleySimon BakerMary McDonnellDemi MooreStanley Tucci en los principales papeles.  Es la crónica de la vida de ocho trabajadores de un poderoso banco de inversión durante las 24 horas previas al inicio de la crisis financiera de 2008.

También en 2011 Curtis Hanson dirige para la TV, “Too Big to Fail”, adaptación del best-seller de Andrew Ross Sorkin que cuenta cómo estalló la crisis y cómo actuaron los poderosos ante tan inesperada situación.

En 2012, Nicholas Jarecki realiza “Arbitrage” (Fraude) en la que el magnate interpretado por Richard Gere, hombre de éxito profesional y familiar, en realidad está con el agua al cuello y necesita vender todo su imperio a un gran banco antes de que se descubra que ha cometido un fraude. Cuando está a punto de deshacerse de su problemático imperio, un inesperado error lo obliga a enfrentarse con su pasado y con su doble moral.

Martin Scorsese en 2013 realiza “El lobo de Walt Street”, película basada en hechos reales sobre el corredor de bolsa neoyorquino Jordan Belfort  al que interpreta Leonardo DiCaprio. A mediados de los años 80, Belfort era un joven honrado que perseguía el sueño americano, pero que pronto aprendió que lo más importante no era hacer ganar a sus clientes, sino ser ambiciosos y ganar una buena comisión, engañando a los pequeños ahorradores con sistemas que a la postre resultaron ser un auténtico atraco, aprovechándose de la de la buena voluntad de los ahorradores (inversionistas).  Su enorme éxito y fortuna le valió el mote de “El lobo de Wall Street”.  

Seguiré hablándoles de estas películas de la crisis en mi próxima colaboración.
Jesús Almendros Fernández
Socio colaborador de la Academia
      

1 comentario:

  1. Excelente escrito, muy documentado. Enhorabuena.

    ResponderEliminar